El viaje introspectivo de Berrutti y Charo Villa se muestra en Can Jeroni

|

Valorar:
preload
420

07-07-2017

El pasado viernes se inauguró en Can Jeroni en Sant Josep una exposición de Berrutti y Charo Villa, que podrá contemplarse hasta el próximo 30 de julio en un horario de martes a domingo de 10.30 a 13.30 horas y el jueves, viernes y sábado de 18.30 a 21.30 horas.

Luis Berrutti, (Uruguay 1944) afincado en la Comunidad de Madrid, inició sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de Montevideo en el año 1955. Desde entonces, no ha dejado de formarse, ya fuera en su país natal, con una beca de estudios en París, investigando la cerámica manual en horno de leña en Ibiza o practicando la forja de hierro en Toledo. Después, en 1986, se trasladó a Madrid, donde ejerció la enseñanza en su taller durante ocho años. En 1994 decidió instalarse en Valdemanco ?en la madrileña Sierra de La Cabrera en un taller abierto, al aire libre y en contacto con la naturaleza donde se expone un monográfico de su obra.

Por su parte, Charo Villa (Toledo, 1960) realizó estudios de dibujo y pintura en la Escuela de Artes y Oficios de Toledo, pasando posteriormente por el taller del pintor L. Berrutti. En 1994 comenzó cursos de grabado calcográfico, serigrafía y litografía en los talleres de la Galería Brita Prinz (Madrid) con el grabador Jesús Núñez y José Rincón. Después, continuó su aprendizaje de grabado calcográfico en el talleres de Mario Marini (Madrid), Oscar Manesi y Arteria Gráfica. En el 2009 empezó a trabajar en su propio taller de grabado en la Fundación Berrutti, Valdemanco-La Cabrera (Madrid).

Berrutti presenta pinturas al óleo sobre lienzo y varias esculturas. La artista explica que «los bastidores los prepara él mismo para conseguir una base de yute muy tensada y muy empastada para que sea receptiva y soporte la presión. Trabaja con el pincel, la espátula, los dedos… incluso rasca el óleo fresco porque quiere hacer volver a aparecer la tela como una huella digital, es una pintura automática que resta color para que se vea el fondo. Su obra es abstracta y se inspira en el archivo de la memoria, los cuadros parecen hechos con rapidez pero le llevan varios días». Por otra parte, comenta que «las esculturas las realiza con tablas recogidas en el mar y en la montaña que ya han sido modificadas por la naturaleza, las que tienen algún contenido significativo para él. Primero realiza una estructura de hierro y acero con soldadura eléctrica y la habita físicamente». Son maquetas que transformará en obras a escala humana en una exposición patrocinada por la Comunidad de Madrid.

Charo Villa expone obras sobre papel de grabado. Empezó pintando al óleo pero después se pasó al grabado, pero asegura que «viendo que quedaba muy plano cosió las líneas con hilo, lo cual le aportaba otro espacio y relieve. Utiliza pruebas de grabado que rompe y vuelve a construir, incorporando el acrílico y otros materiales».

En un futuro quiere trabajar en un formato más grande y ocupar toda la plancha del tórculo. Durante muchos años trabajó como diseñadora gráfica sentada delante del ordenador y ahora viaja para adquirir conocimientos, «viajar le da vida», señala.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.