Una escultura de 11 toneladas y 7 metros de Keith Haring para la ciudad de Ibiza

| Eivissa |

Valorar:
preload
La escultura ya se puede ver en el Paseo de Joan Carles de Ibiza.

La escultura ya se puede ver en el Paseo de Joan Carles de Ibiza.

10-08-2017

Hasta final del verano, el Paseo Joan Carles I de la ciudad de Ibiza, justo enfrente del restaurante Heart Ibiza y el Casino de Ibiza, albergará una monumental escultura del prestigioso creador neyorkino Keith Haring, fallecido en 1990 en Nueva York a la edad de 32 años.

La escultura en cuestión, que lleva por nombre Untitled (Headstand), se trata de una gran figura en colores verdes y rojos de 7 metros de altura y 11 toneladas de peso que ha sido traida exclusivamente desde Francia a Ibiza, previo paso por el puerto de Barcelona, y que forma parte de la exposición dedicada enteramente al artista norteamericano que se puede ver hasta el próximo 30 de septiembre de forma gratuita en la galería La Nave Salinas.

Según explicaron ayer desde la organización debido al tamaño de la pieza fue necesario cortar el tráfico durante unas horas y que en la instalación y transporte ha sido fundamental el apoyo del Ayuntamiento de Ibiza y Guy La Liberté, creador del Cirque du Soleil y propietario del Heart Ibiza.

La pieza que se puede ver en Ibiza forma parte de la colección de trece esculturas que el propio Haring creó entre los años 1985 y 1989, siendo ésta construida concretamente en 1988, dos años antes de su reciente fallecimiento. Todas ellas estaban inspiradas en las rutinas de breakdancing coreografiadas que en la década de los 80 llenaron las calles de Nueva York, y concretamente Untitled (Headstand) «representa el movimiento de un breakdancer». Se trata pues de «un homenaje a una década en la que la música, la danza, la moda y el arte experimentaron en la ciudad de los rascacielos un trepidante auge en el entorno de energía e innovación de aquellos entusiastas años».

Dicha serie fue exhibida en Park Avenue, entre las calles 53 y 74, en Manhattan, Nueva York, diez años después, durante el verano de 1997.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

davidmoru
Hace un mes

Pues semejante chorrada la hubiera recreado en metacrilato y así la podría haber llevado en carretilla sin tener que liar este pifostio de desplazamientos gastos y contaminación... como dicen muchos cerebros, me sorprende que el ser humano haya llegado hasta donde está.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1