El primer ‘Sargantana Vespa Meeting’ invade la isla para disfrutar de sus paisajes

| ibiza |

Valorar:
preload
Unas 80 motocicletas clásicas recorrerán 300 kilómetros este fin de semana por carreteras ibicencas

Unas 80 motocicletas clásicas recorrerán 300 kilómetros este fin de semana por carreteras ibicencas

15-10-2017 | Arguiñe Escandón
El primer ‘Sargantana Vespa Meeting’ invade la isla para disfrutar de sus paisajesEl primer ‘Sargantana Vespa Meeting’ invade la isla para disfrutar de sus paisajesEl primer ‘Sargantana Vespa Meeting’ invade la isla para disfrutar de sus paisajesUnas 80 motocicletas clásicas recorrerán 300 kilómetros este fin de semana por carreteras ibicencasUnas 80 motocicletas clásicas recorrerán 300 kilómetros este fin de semana por carreteras ibicencas

Unas 80 vespas recorrerán este fin de semana más de 300 kilómetros de las carreteras ibicencas con el fin de disfrutar de la belleza de la isla «sin prisa porque no llegamos tarde a ningún sitio», tal y como señalaron desde la organización.

El evento ‘Sargantana Vespa Meeting’ finaliza mañana y ha sido organizado por Ibiza Vespúnic y se divide en 4 etapas en etapas preparadas meticulosamente por los «vespúnics», quienes hicieron el papel de auténticos embajadores de la isla de Ibiza para dar a conocer sus mejores paisajes y su mejor gastronomía. De esta forma, más de un centenar de participantes venidos de diferentes sitios de España como Alicante, Girona, Barcelona, Teruel, Valencia, Murcia, Castellón, Alcoy, Palma de Mallorca e incluso de Francia y Alemania pudieron disfrutar de un fantástico fin de semana a lomos de sus queridísimas vespas.

Durante la pasada jornada recorrieron Sant Antoni, Sant Joan y Sant Mateu, y disfrutaron de una exquisita paella de bienvenida con Rock and Roll y fiesta Vespunica, en el Centro Social de Can Bonet en Ses Païsses. Para hoy el plan es visitar Santa Inés, Sant Mateu y Buscastell, las Bodegas Can Maymó, con degustación de productos locales, tras lo que continuarán ruta por montaña hasta el emblemático Bar Can Jordi. Por la tarde, no podrán faltar a Cala d´Hort, Cala Vadella y Cala Tarida, con parada en Es Cubells y puesta de Sol en Cala Conta. Mañana para cerrar el encuentro y tras encontrarse en el Passeig de ses Fonts saldrán de ruta por San Rafael-Ibiza-Ses Salines. Al mediodía regresarán a Sant Antoni para la exposición de vespas. A las 13.30 horas está prevista la actuación Colla de Ball Pagés y a las 14.00 horas se despedirán después de disfrutar de una suculenta barbacoa.

Los Vespúnics se mostraron muy ilusionados por el éxito de esta primera edición y agradecidos a toda la ayuda recibida por diferentes empresas de la isla así como Ibiza Sport. Uno de ellos, Juanjo Torres, que ha ejercido como portavoz de los Vespúnics, un grupo de amigos enamorados de estas particulares motocicletas, entre risas aseguró que «si las Vespas fueran perfectas no serían Vespas, serían motos, siempre hay algún cable roto o una cámara pinchada pero a parte de eso nada más. No frenan, no corren pero es lo que hay... No se sabe cuándo pero siempre llegamos». Un equipo de 8 personas ha trabajado durante 5 meses para organizar este encuentro también como una suerte de tributo a Bartolo Planells quien organizara allá por el año 2011 una primera concentración de estas encantadoras máquinas. «Quisimos superar aquello aunque ya no esté con nosotros, lo que nos ha motivado mucho a hacerlo», señaló. Torrent aseguró que lo que hace tan especiales a estas motocicletas de origen italiano «no está muy claro pero creo que es porque son auténticas».

Toni Ribas, ilusionado propietario de una vespa de 54 años que pertenecía a su padre, señaló a PERIÓDICO de IBIZA Y FORMENTERA que «va como un tiro. Una Vespa es otra cosa, para ir tranquilo, para pasear... Es la niña bonita de casa que nadie puede tocar».

Por otro lado, Juan Sala, un ibicenco con una motocicleta de los años 70 que trajo de Barcelona «hecha polvo» y que él mismo restauró, comentó «que ya era hora que se hiciera algo así en Ibiza porque aquí hay muchas Vespas pero nunca nos juntamos». Sala se pasó al «equipo Vespa» hace unos 8 años cuando no era muy común que los jóvenes optaran por ellas y recordó a este medio que «en cuanto a motor y a forma de conducir no tiene que ver con ninguna otra. A veces dan algunos problemas pero cualquier moto fabricada hoy dentro de 40 o 50 años dará muchos más».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.