A mi perro le huele mal la boca. ¿Eso quiere decir que tiene una enfermedad?

|

Valorar:
preload
A mi perro le huele mal la boca. ¿Eso quiere decir que tiene una enfermedad?

A mi perro le huele mal la boca. ¿Eso quiere decir que tiene una enfermedad?

18-10-2017

Si su gato o perro tiene mal aliento, es hora de tomar medidas. La halitosis o mal aliento, es el resultado de la proliferación de bacterias, en muchas ocasiones depositadas en o detrás del sarro. Las pequeñas partículas de alimentos pueden permanecer en la boca de su mascota, incluso después de haber comido, y estas partículas se rompen, creando un ambiente idóneo para el crecimiento de las bacterias.

¿Y si mi perro tiene mal aliento?

Las causas de la enfermedad dental son variadas y debemos de conocerlas. Los perros no padecen caries como los humanos, su problema nace de la infección de la encía por el exceso de sarro acumulado. Como ya hemos dicho hay razas predispuestas a estos problemas como las razas miniaturas (yorkis, caniches o bichones), los malos hábitos alimenticios como son la alimentación con dieta blanda, permite un acumulo de comida entre los dientes que facilita el crecimiento del sarro. La duplicidad de piezas dentarias en perros jóvenes también facilita el acumulo de comida y la aparición de sarro, y por ultimo las fracturas dentarias que al perder parte de la estructura del diente permiten que las bacterias se fijen fácilmente.

El mal aliento no es solo un problema estético, es un problema grave de salud para su mascota.

Si su perro tiene mal aliento de manera continua sin la presencia de placa o la gingivitis, también puede indicar otros problemas de salud, por lo que es conveniente para determinar si hay una causa subyacente. Un examen físico y dental, así como el trabajo de laboratorio deben ser realizados por su veterinario. Recuerde lo que come su mascota, su higiene oral de rutina y comportamiento general para responder a las preguntas de su veterinario.

La enfermedad más común

La enfermedad dental es la enfermedad más común en perros que afecta a 78% de los perros mayores de 3 años. Medidas de prevención temprana, como el cuidado dental en casa por parte de los propietarios y limpiezas dentales profesionales anuales ayudará a reducir la frecuencia y severidad de las enfermedades dentales más tarde a lo largo de su vida. Limpiezas profesionales son vitales porque incluyen medidas que no se puede tomar en el hogar. Estas medidas incluyen un examen minucioso de los dientes y las encías de su mascota, las radiografías dentales para evaluar todo el diente y verificar si hay pérdida de hueso o abscesos, y el uso de herramientas especiales para eliminar el sarro de los dientes por debajo de la línea de las encías.


IMPORTANTE
1. La atención en el hogar preventiva que incluye cepillarse los dientes de su mascota tres veces a la semana o incluso diariamente en animales predispuestos. En el papel parece una opción razonable, pero si no hemos adiestrado a nuestro perro para permitir el cepillado desde cachorro, resultará prácticamente imposible.

2. Masticables dentales, aditivos en el agua, juguetes también se pueden utilizar para ayudar a prevenir la acumulación de Greenies, laminas dentales o juguetes semirrígidos son herramientas eficaces para disminuir el acumulo de sarro.

3. La revisión de la boca al menos una vez al año por parte de su veterinario el ayudará a saber si su perro necesita una actuación profesional en algún momento de su vida, cuanto antes se elimine el sarro más tiempo estará su perro sin él. Aunque para realizar una limpieza de boca eficiente es necesario tranquilizar a los perros, hoy por hoy la monitorización anestésica minimiza mucho los riesgos anestésicos y las ventajas de tener una boca sana bien valen la pena por una anestesia.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.