1958: sobre Jorge Guillén en Ibiza

|

Valorar:
preload
El poeta vallisoletano, Jorge Guillén Álvarez

El poeta vallisoletano, Jorge Guillén Álvarez

23-10-2017

En la Houghton Library de la Universidad de Harvard (Massachussets) se encuentran treinta cajas con manuscritos del poeta Jorge Guillén (Valladolid, 1893-Málaga, 1984) y también algunas cartas que al gran poeta de la generación del 27 dirigieron Gabriel Miró, al filósofo Santayana o a Federico García Lorca. En una de estas misivas, Lorca le manda algunos de sus poemas y dibujos así como tarjetas con la firma de Emilio Prados o de Salvador Dalí. En ese material guilleniano guardado en Harvard hay varios poemas que el poeta escribió en Mallorca y en Ibiza, donde estuvo en 1958.

Guillén ya conocía Menorca pues en aquella isla anduvo en 1955 alojándose en la fonda Burdó de Fornells, que data de finales del siglo XIX, y por la que habían pasado por lo menos a comer desde el archiduque Luis Salvador hasta Errol Flynn. En 1957, Guillén estuvo enfrascado en la preparación de una conferencia en Harvard, y ese año no viajó, pero en 1958 volvió a pillar carrerilla y a hacer con el matrimonio Gilman un viaje italiano con escala tanto en Mallorca como en Ibiza. Recordemos que la hija del poeta, Teresa, se casó con Stephen Gilman, profesor también de la Universidad de Harvard y discípulo de Américo Castro.

Del periplo mallorquín del autor de Cántico sabemos algunas cosas, especialmente porque anduvo bastante e hizo buenas migas con Camilo José Cela que tenía su casa y oficina en Palma y que andaba pergeñando escribir en un futuro una historia de la Generación del 27 que al final no hizo, bien es verdad que reunió un ingente material en su archivo con aportaciones de algunos de los miembros de aquel grupo literario. La amistad entre ambos escritores fue grande. Guillén llamaba a don Camilo, Celilla, y le decía que era un monstruo (en el buen sentido). El futuro Nobel editó pulcramente y en edición de bibliófilo la obra de Guillén titulada Historia Natural (Papeles de Son Armadans, 1960). El poeta pucelano también colaboró en varios números de Papeles de Son Armadans la gran revista cultural que Cela pergeñó en Mallorca.

Marià Villangómez y Jorge Guillén

En 1958 se presenta en Ibiza Jorge Guillén, se hospeda en el hotel Cala Gració. que está en Sant Antoni de Portmany, y allí va a verlo otro gran poeta, Marià Villangómez. A Guillén le extrañó ver a Villangómez en su moto, tan campante. Los dos pasearon por Ibiza dos veces y surgió entrambos una buena amistad. Villangómez, en un magnífico artículo, Poesia amb les Pitiüses al fons, repasó las relaciones de la Generación del 27 con nuestra Isla; es decir la presencia de Rafael Alberti (1936), de Gerardo Diego y de Guillén que le mandó una copia hecha de su puño y letra de uno de los poemas cuyo original se conservan en Harvard: Silencio hallado en Ibiza (noche de agosto), fechado en San Antonio Abad en agosto de 1958. Otros poemas de Guillén fechados también en agosto y en San Antonio Abad que se conservan en la Houghton Library (Harvard) son Al borde, Familia feliz y Alta Moral.

Cartas mandadas desde Ibiza

Una pequeña parte del epistolario de Jorge Guillén se conserva en la sala Cervantes o de manuscritos de la Biblioteca Nacional de España, son cartas que suman 40 páginas y que fueron escritas entre 1935 y 1970. Este material fue comprado en 1995 a Alberto Casares. Hay cartas fechadas en Sevilla, Valladolid, Wellesley (Massachusetts), Berkeley (California), Arlington (Massachusetts), Roma, Río Piedras (Puerto Rico), Pittsburgh (Pensilvania), Florencia y Cambridge (Massachusetts) y una fechada en Ibiza, que Periódico de Ibiza ha localizado.

En la misma Guillén le escribe a Guillermo de la Torre (1900-1971) sobre asuntos literarios. También sabemos, gracias a Marta Valsero, que lleva el archivo de la Fundación Jorge Guillén (Valladolid), que desde Ibiza, un 29 de agosto, salió una carta de Jorge Guillén dirigida al gran pintor Ramón Gaya, en la que le comentaba que pronto iría a Venecia.

Por último, añadir que uno de los que más sabe de la poesía, vida y obra de Guillén es el también poeta, además de ensayista, crítico literario y catedrático de Literatura de la UIB, Francisco Díaz de Castro.

 

Jorge Guillén, uno de los poetas españoles más importantes

Jorge Guillén Álvarez fue un poeta perteneciente a la denominada Generación del 27. Estudió Filosofía y Letras en Madrid y Granada (1913), ampliando estudios en Alemania. Fue catedrático de Literatura en la Universidad de Sevilla hasta que al terminar la guerra civil se exilió en Estados Unidos donde dio clases, especialmente en la Universidad de Harvard. Su poesía, que tiene claras influencias de Juan Ramón Jiménez, se edita en la Revista de Occidente desde 1919 hasta 1928; en este último año aparece con el título de Cántico, considerado a menudo como el libro cumbre de su generación. En 1976 recibió el máximo galardón de las letras hispánicas, el Premio Miguel de Cervantes.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Jesús García Marín
Hace 8 meses

Quisiera añadir que la carta ibicenca que dirigió Jorge Guillén a Guillermo de la Torre esta compuesta por dos folios con membrete del Hotel Cala Gració y esta fechada en San Antonio Abad el 28 de agosto de 1958. En la misma Guillén no comenta nada de Ibiza. Tratan de artículos en el periódico La Nación de Buenos Aires.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1