Una beca permite a dos alumnos conocer el patrimonio arqueológico de Ibiza

|

Valorar:
preload
Cristina y Juan Antonio no solo han inventariado, lavado y siglado las piezas, también han podido dibujarlas, clasificarlas y catalogarlas.

Cristina y Juan Antonio no solo han inventariado, lavado y siglado las piezas, también han podido dibujarlas, clasificarlas y catalogarlas.

16-11-2017

El proyecto de becas de Arqueología 2017 impulsado por el Ayuntamiento de Ibiza ha permitido que dos alumnos, Cristina Rubio y Juan Antonio Moral, hayan puesto en práctica sus conocimientos durante dos meses. Los estudiantes han podido ir más allá de los estudios convencionales que se basan en inventariar, lavar y siglar los materiales y han estado trabajando en el dibujo, la clasificación y la catalogación de las piezas arqueológicas halladas durante las obras de excavación realizadas en el Museo de Arte Contemporáneo entre los años 2008 y 2010.

«Ha sido una manera de que ellos entraran en contacto con materiales de distintas épocas», explicó Rosa Gurrea, técnica de Patrimoni, durante la presentación de los trabajos realizados por ambos becarios. En concreto, han estado trabajando, en una primera fase, sobre unos conjuntos del siglo I d.C. para acabar estudiando los materiales de la época islámica «que han permitido que conozcan las diferentes fases del yacimiento de las excavaciones en el MACE». De estos materiales destacan un conjunto de piezas de cerámica de vajilla de uso doméstico y ánforas ebusitanas de producción local y también de importación.

«Hemos hecho actividades que no se suelen hacer en la mayoría de excavaciones porque hemos dibujado material de unidades púnico-romanas e islámicas», puntualizó Moral quien quiso destacar el trabajo no solo manual, sino también informático que han hecho durante este tiempo. El joven tampoco se olvidó de agradecer la oportunidad que ha recibido por parte del Ayuntamiento al considerar que «no hay muchas becas que, además, financien la estancia del becario y creo que es una manera de potenciar la actividad investigadora».

Por su parte, el concejal de Patrimoni Pep Tur ha calificado esta quinta edición del programa de «positiva» y espera que siga repitiéndose año tras año. «Estas becas son una herramienta para dar un impulso y complementar sus estudios y una obligación por parte de las administraciones públicas de acercar estos conocimientos a los estudiantes». El objetivo final del programa es que los alumnos aprendan al tiempo que «ven de primera mano» cómo es trabajar con este tipo de materiales.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.