Tres días de fiesta

Ayer comenzó el programa festivo del Dia de les Illes Balears con la inauguración del 'mercat tradicional'

|

Valorar:
preload
Numeroso público se acercó ayer hasta el mercado tradicional para visitar los diferentes puestos, donde conviven la artesanía con una gastronomía multicultural.

Numeroso público se acercó ayer hasta el mercado tradicional para visitar los diferentes puestos, donde conviven la artesanía con una gastronomía multicultural.

27-02-2010 | J. Lladó

El mercat tradicional i de les cultures se inauguró ayer por la tarde en la Plaça de la Drassana y en el Passeig Sagrera, dando comienzo una de las citas estrella del programa de fiestas del Día de les Illes Balears, que llenará Palma de actividades hasta el próximo lunes, desde las 11.00 hasta las 22.00 horas.
El mercado en la Plaça Drassana, donde tan sólo se han instalado unos banderines de colores en su decoración exterior, es un rincón multicultural, donde conviven los kebabs (cinco euros), con la elaboración de pan; pizzas al horno de leña (desde 3 hasta 12 euros), sobrassadas y longanizas o una gran jaima marroquí-argelina donde se puede degustar té o dulces árabes a 1,5 euros la unidad. Además de esta mezcla gastronómica, los puestos ofrecen distintas piezas de artesanía, como artículos de cristal, de piel o productos naturales. El mercado se extiende también por
el Passeig Sagrera, desde el Consolat hasta el final de sa Faixina, donde se han instalado mesas al aire libre para terminar o empezar el paseo tomando una salchicha alemana, brochetas ibéricas (cinco euros) o longaniza ibérica (cuatro euros). Ya en el paseo, 'conviven' dulces, neules, robiols y embutidos artesanales de Mallorca, con zapatos (donde se anuncia la confección de zapatos especiales para penitentes de Semana Santa), bisutería, juguetes, pieles de cabra, fragancias tropicales, cerámica de barro o pañuelos.
Gastronomía y artesanía se dan la mano en un mercado donde la alimentación artesanal ecológica comparte espacio con canutillos de chistorra o empanadas de morcilla. Todo ello, junto a los elementos más tradicionales de la artesanía mallorquina, también presentes en esta cita tradicional. El mercado, con cierto tinte medieval, podrá visitarse cada día, desde las 11.00 hasta las 22.00 horas.