Inmersión

|

Valorar:
preload
Los niños se lo pasaron muy bien durante toda la mañana en el patio de armas del Castell de Bellver.

Los niños se lo pasaron muy bien durante toda la mañana en el patio de armas del Castell de Bellver.

01-01-1980 | Gabriel Alomar

Más de cincuenta niños de entre 8 y 12 años pertenecientes a siete aulas de acogida participaron ayer en una excursión al Castillo y bosque de Bellver.
La iniciativa, a cargo del Servei de Dinamització Lingüística, impulsado por la Regidoria de Cultura del Ajuntament de Palma, persigue un triple objetivo: promover el conocimiento de la lengua catalana entre los jóvenes inmigrantes, mejorar la integración de niños y niñas en su nueva comunidad y promover el respeto y la convivencia intercultural.
Según indicó la regidora Nanda Ramon, junto a la directora de política lingüística, Paula Fluxà, en el curso 2009-10 empezaron 7 aulas de acogida para niños y jóvenes en Son Gotleu, Santa Catalina, Son Gibert, Camp Redó, Son Pizà y el Centre Històric, ayer presentes, de una previsión de doce en total.
Esta salida lúdica es la primera de este tipo que organiza la institución en un programa que prevé visitas al Casc Antic y a Sóller en tren.
Este proyecto se gestó a raíz de las necesidades detectadas por los estudios sociolingüísticos, junto a la demanda existente en el ámbito educativo y de servicios sociales. La primera aula se inició como proyecto piloto en el barrio de Son Gotleu a principios de 2009. Como resultado, la valoración ha sido según sus responsables muy positiva, con un nivel de aprendizaje y metodología diverso en función del nivel de los participantes, procedentes del Este de Europa, Àfrica y Sudamérica. Durante la jornada de ayer los estudiantes subieron al Castillo de Bellver por las escaleras de la capilla de Sant Alonso Rodríguez y visitaron sus tres plantas tras merendar en el patio de armas, donde iniciaron una serie de actividades que culminaron con una gincana en la zona de juegos infantiles del portal de Polvorín.