¡Felicidades, abuelo!

Pep Mascaró, 'l'amo de Son Bats' de Vilafranca y más conocido por su anuncio de Coca-Cola, cumple hoy 103 años

|

Valorar:
preload
Pep Mascaró, 'l'amo de Son Bats', cumple 103 años.

Pep Mascaró, 'l'amo de Son Bats', cumple 103 años.

30-04-2010 | Guillem Mas

Agradecido a la vida, l'amo en Pep Mascaró de Son Bats cumple hoy 103 años con una salud de hierro. El abuelo de Vilafranca, aunque más conocido como el del anuncio de la Coca-Cola, da un paso de gigante más en su ejemplo diario de superación, humor y esfuerzo.
«La verdad es que estoy tres veces mejor que hace tres años» afirma entre risas el famoso centenario, quien aunque ha bajado el nivel de trabajo diario, «hace unos días todavía entrecavé tres surcos de ajos que tengo sembrados, aunque cada día arranco hierbas de varias parcelas que tenemos durante más de una hora».
Y es que paralelamente a su cumpleaños, su gran familia sigue aumentando dos biznietos por año. «Ahora ya somos 78 miembros de la familia Mascaró, 6 hijos con sus respectivas mujeres y maridos; 18 nietos que con sus parejas ya suman 34 y 32 biznietos», un total de 78, que se darán cita hoy en una entrañable comida familiar en un conocido restaurante de la comarca.
Desde hace dos meses ya no monta en bicicleta, «es una pena pero ya hay demasiados coches y si un día cayese al suelo, con razón, alguien diría més se'n mereix!». Sí continúa con su afición al baile como demostró hace unos días en un programa de IB3. «Bailé con una mujer en un programa de la televisión, al día siguiente, mientras arrancaba hierbas, oí un ruido desde el cielo y era un globo, horas más tarde, estando yo en el bar s'Esquitx, que regenta mi hijo Pep, se presentó la misma mujer con la que bailé y además había pasado en globo por encima de mi casa, es increíble, ¿no?», cuenta muy alegremente el entrañable centenario.
Aunque 103 años no se cumplen cada día, l'amo en Pep de Son Bats se marca como objetivo «llegar a los 105 si no hi ha res de nou y celebrar una gran fiesta», mientras vuelve a agradecer «el excesivo caso que me ha hecho muchísima gente que me encuentra por la calle, que viene a verme a Vilafranca, el anuncio que ha dado la vuelta al mundo, ir en avión, salir por la televisión y por los periódicos... això és massa! un pagès com jo haver arribat fins aquí», exclama emocionado, consciente de que son muchas las personas que le demuestran diariamente su estimación, correspondiéndoles él con su gran bondad propia de quien tiene 103 años.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.