Paquita Ferragut: «Lo mejor de mi carácter es que soy muy sociable»

| Palma |

Valorar:
preload
Paquita Ferragut

Paquita Ferragut

21-01-2010 | S. Amengual

Nació con parálisis cerebral infantil, una minusvalía física del 89%. En Bubok, Marisa dice de ella: "A la vista es frágil, tierna, dulce, soñadora y muy romántica. Cuando vean esos grandes y bonitos ojos negros llenos de ternura no se confundan, tras ellos hay una mujer fuerte y tenaz capaz de afrontar todos los problemas que la vida le ha otorgado". Acaba de publicar la novela Vivir soñando. Paquita Ferragut Carbonell nació en Palma el 1 de setiembre de 1979. Es escritora. Soltera. Le gusta ir al cine y conocer gente nueva. Pasear...

Tiene ganas de vivir. Se le nota en todo lo que hace y cuenta. La publicación de su último libro "Vivir soñando" le ha supuesto una gran alegría, más que nada porque está en las librerías, el anterior tuvo que venderlo de pueblo en pueblo, casa por casa.
Xisco Busquets.- ¿Qué cuenta en su nuevo libro?
Paquita Ferragut.- La verdad de la vida y algunas cosas más. Lo que pasa a las personas. Y en 'Noche de locura' hablo de sexo y drogas.
X.B.- ¿Y qué dice?
P.F.- La gente no quiere hablar ni de sexo ni de drogas porque son temas tabú. Yo escribo las cosas como son. Quisiera poder decir a las personas que no se droguen y que no hagan tonterías porque después vienen los problemas como el SIDA...
X.B.- ¿Lo vende casa por casa?
P.F.- (Risas) Nooooo! Este no. Está en las librerías. El que vendí casa por casa, y de pueblo en pueblo fue el anterior: "Noche de locura".
X.B.- Bonita experiencia.
P.F.- Sí. Generalmente cuando me veían y me oían (su forma de hablar no es completamente nítida) no se creían que el libro lo había escrito yo. Incluso algunos pensaban que entrábamos en las tiendas de los pueblos para robar o timarles. Hubo jóvenes que se burlaron de mí y fue muy duro. Pero vender mi propio libro fue un reto personal.
X.B.- ¡Claro que sí! ¿Usted deber ser muy sensible?
P.F.- ¿Por qué me lo pregunta?
X.B.- Por lo que dice de los que se reían de usted...
P.F.- Bueno, cuando me enfado o alguien quiere hacerme daño con sus palabras, o incluso si hay un malentendido, me pongo nerviosa y puedo estar todo el día así. Desde pequeña tengo el carácter muy fuerte y sigo igual.
X.B.- ¿Qué opina del mundo que nos ha tocado vivir?
P.F.- Pues que cada persona es como es y no se puede hacer nada para evitarlo.
X.B.- ¿Cómo sería un mundo ideal?
P.F.- ¿Para mí? Pues mire un mundo ideal sería poder vivir tranquila y feliz sin problemas.
X.B.- ¿Cree que nuestras ciudades y pueblos están pensados para personas con minusvalías?
P.F.- ¡Noooooooo! para nada, hay muchísimas escaleras por todo. No piensan en las personas que vamos en silla de ruedas, ni en los carritos de bebés, ni en las señoras que llevan el carro de la compra... porque tampoco pueden circular bien. Hay conductores que aparcan donde no deben y no podemos pasar.
X.B.- ¿Qué pediría a los que nos gobiernan?
P.F.- ¡Qué ayuden más a los niños del tercer mundo! Me gustaría mucho que fueran capaces de hacer una ley para que no pasaran hambre nunca más. Si a nosotros nos sobra, ¿por qué ha de haber niños que mueren de hambre?
X.B.- Tiene toda la razón, Paquita. Usted ha asistido a clases en un colegio especial y también en otro normal, ¿en cuál de los dos se ha sentido mejor?
P.F.- Me gustó mucho más el normal, porque los compañeros fueron muy atentos conmigo y no se fijaban si tenía una minusvalía. Le aseguro que no tuve ningún problema con ellos.
X.B.- ¿Tiene muchos amigos? ¿Tienen minusvalías sus amigos?

Me gusta conocer gente nueva, hacer nuevos amigos. Soy muy conversadora y me encanta comunicarme con las personas. Me ayuda a vivir mejor”

P.F.- Sí tengo muchos amigos y amigas, algunos de ellos tienen minusvalías, sí.
X.B.- ¿Cómo se siente cuando va con amigos que no tienen minusvalías? ¿Puede hacer lo mismo que ellos?
P.F.- Sí, claro, y me siento muy feliz. También me gusta conocer gente nueva, hacer nuevos amigos. Soy muy conversadora y me encanta comunicarme con las personas. Me ayuda a vivir mejor.
X.B.- Su libro se denomina "Vivir soñando" ¿En qué sueña usted, Paquita?
P.F.- Vivo cada momento de la vida. Me gustaría tener una columna en un periódico y hacer una obra de teatro.
X.B.- Su minusvalía ¿le impide ser plenamente feliz?
P.F.- No. Me siento feliz y me encanta poder hacer las cosas que me gustan en mi casa.
X.B.- ¿Puede explicarme cómo escribe en el ordenador?
P.F.- Mi madre me puso una profesora particular de informática los sábados por la mañana que me enseñó. Antes escribía con un unicornio, esto es una especie de casco que lleva un puntero largo con el que presiono las teclas del ordenador, pero ahora tengo otro sistema con láser que me va mejor.
X.B.- ¿Necesita ayuda para levantarse, desayunar, ducharse...?
P.F.- Sí, pero, hay días en que tengo mucha fuerza de voluntad para hacer las cosas, en cambio otros días, no tanto.
X.B.- ¿Y qué hace cuando está deprimida?
P.F.- Pienso que mañana será mejor.
X.B.- ¿Cómo lucha contra la soledad?
P.F.- Procuro pensar positivamente, esto me ayuda mucho.
X.B.- ¿Por qué piensa que nació con una minusvalía?
P.F.- Porque Dios lo quiso así.
X.B.- ¿Cree en Dios?
P.F.- ¡Sí, bastante...!
X.B.- ¿Qué le pide?
P.F.- Que me proteja y que esté bien conmigo misma y con los demás.
X.B.- ¿Admira a alguien?
P.F.- Admiro a mi padre y a algún cantante como por ejemplo Alejandro Sanz.
X.B.- Su padre murió no hace mucho tiempo...
P.F.- Fue muy duro, cada noche pienso en él.
X.B.- ¿Cuál es su mayor logro?
P.F.- Que mi libro esté en el Corte Ingles.
X.B.- ¿Hasta que edad puede vivir con esta minusvalía?
P.F.- Pues... como cualquier otra persona que no tenga minusvalías.
X.B.- ¿Teme a la muerte?
P.F.- No, a la muerte no le temo, pero tengo miedo al agua.
X.B.- ¿Al agua? ¿Por qué?
P.F.- Porque temo ahogarme o morir ahogada.
X.B.- ¿Tiene alguna manía?
P.F.- Sí, muchas. (Risas) Por ejemplo duermo con calcetines incluso en verano. No soporto la arena. Cuando me pongo crema en el pelo no quiero que me lo toquen....
X.B.- ¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de su carácter?
P.F.- Lo que más me gusta es que soy muy sociable, y lo que menos es que soy muy cabezota.
X.B.- ¿Tiene algún miedo?
P.F.- Aparte del agua como le he dicho, me dan miedo las operaciones quirúrgicas.
X.B.- ¿Quiere añadir algo más?
P.F.- Muchas gracias por abrime otra puerta para que conozca a más gente.