Tiger Woods decide romper su silencio

Valorar:
preload
Los escándalos en su vida privada han abierto un mar de dudas sobre su futuro deportivo.

Los escándalos en su vida privada han abierto un mar de dudas sobre su futuro deportivo.

16-12-2009 | Reuters

El golfista estadounidense Tiger Woods comparecerá por primera vez ante un grupo restringido de periodistas este viernes después de tres meses de silencio desde que se conociesen sus problemas matrimoniales a raíz de una sucesión de relaciones sexuales con varias mujeres.

Woods hablará ante un pequeño grupo de periodistas y amigos, previamente seleccionado, en el club de golf de Ponte Vedra, en la costa este de Florida, sede la Asociación Profesional de Golf de Estados Unidos (PGA).

Según medios locales, Woods explicará sus proyectos de futuro y lo hará ante amigos y conocidos para pedir, a su vez, disculpas por lo ocurrido.

Esta será la primera vez que Woods habla a la prensa desde que saltó el escándalo de sus reiterados casos de infidelidad.

Un calvario desde noviembre

El pasado 27 de noviembre, Woods sufrió un extraño accidente automovilístico cerca de su casa cuando aparentemente colisionó su vehículo de madrugada. Tras la colisión del vehículo, se supo que poco antes tuvo una discusión con su esposa, la ex modelo sueca Elin Nordegren, quien había descubierto que su marido había tenido varias amantes antes y durante su matrimonio.

Poco después del accidente, en el que Woods sufrió heridas leves, varias mujeres han reconocido públicamente que han tenido relaciones sexuales con el deportista. Desde entonces, Woods ha perdido varios contratos de patrocinio con grandes compañías internacionales, entre ellas Aceenture, Gillette y AT&T, que se mostraron preocupadas por la imagen que puede dar el deportista a su marca.

Tras la avalancha de críticas y el acoso de los medios de comunicación, Woods anunció su «retirada indefinida» del golf, especialidad que le ha convertido en el deportista mejor pagado durante varios años consecutivos.

En las últimas semanas, la prensa estadounidense informó de que Woods estaba internado en una clínica del estado de Misisipi especializada en tratar casos de adicción sexual.