El novio de Paris Hilton, a juicio

| Los Ángeles |

Valorar:
preload
La estadounidense Paris Hilton posa para los fotógrafos a su llegada, junto a su novio Doug Reinhardt, en imagen de archivo.

La estadounidense Paris Hilton posa para los fotógrafos a su llegada, junto a su novio Doug Reinhardt, en imagen de archivo.

16-04-2009

Doug Reinhardt, el novio de Paris Hilton, se enfrenta a un juicio por haber cometido importantes daños en una vivienda que tenía alguilada. El propio Doug denunció el año pasado a su casero por negarse a devolverle la fianza depositada, y ahora éste ha contratacado a la estrella del bésibol llevándole a juicio por los destrozos cometidos.

Mientras que las estrellas del rock destrozan habitaciones de hotel, parece que los deportistas prefieren cebarse con su propia casa. Doug Reinhardt, novio de Paris Hilton y conocido jugador de béisbol, se enfrenta a un juicio por haber cometido graves daños a la casa que tenía alquilada.

Todo empezó el pasado septiembre, cuando terminó el contrato de la casa de Los Angeles donde vivía Doug. El casero, Mark Rooke, se negó a devolverle la fianza de 12.200 euros que el deportista depositó pues afirmaba que la vivienda había sufrido daños considerables.

Pese a que el deportista reconoció que la casa no estaba en buenas condiciones, estaba empeñado en recuperar la fianza; excepto por 1.700 euros que se comprometió a pagar en concepto de los daños causados.

Fue entonces cuando Doug decidió denunciar a su casero para ver si así conseguía recuperar el dinero, aunque la jugada no le salió bien del todo. En contrapartida, Rooke ha decidido llevarle a juicio por haber causado «daños físicos sustanciales» a la casa.

Y el asunto no acaba ahí. Rooke tambien ha denunciado a los directivos de MTV, la cadena responsable del 'reality show' 'The Hills', que muestra la vida de jóvenes estrellas de Hollywood y en el que Doug participó.

Según informa 'Contact Music', Rooke considera que MTV allanó la vivienda al grabar el programa, rompiendo el contrato que Doug había firmado con él. Por todo ello, el casero quiere que se le retribuyan los daños causados y el coste del proceso legal.