Uno de los creadores de Custo, acusado de plagio

|

Valorar:
preload
David Dalmau, hermano de Custo (en la foto) ha sido acusado de plagio por la multinacional Warner.

David Dalmau, hermano de Custo (en la foto) ha sido acusado de plagio por la multinacional Warner.

04-07-2009

David Dalmau, creador junto a su hermano de la firma de moda Custo Barcelona, defendió hoy su inocencia ante la petición de un año y medio de prisión por parte de la Fiscalía por haber plagiado en sus camisetas el personaje de 'Piolin', sin la autorización de Warner Bros, propietaria de los derechos sobre el popular personaje de animación.

En un comunicado, la firma catalana de moda explica que nunca fue consciente ni tuvo la intención de copiar el diseño registrado por Warner y lamenta la decisión de la titular del juzgado de instrucción número 10 de Barcelona de abrir juicio a Dalmau y a la diseñadora Carmen G., autora de las prendas que lucían estampados de 'Piolín', por un delito contra la propiedad industrial e intelectual.

La empresa considera que la multinacional estadounidense de animación actúa «de forma injustificada» y recuerda que la causa ha sido archivada hasta dos veces por el mismo Juzgado de Instrucción, por considerar que los hechos no eran constitutivos de infracción penal alguna.

Los hechos se remontan a 2005, cuando la compañía Blue Tower, de la que David Dalmau es administrador único, encargó a la diseñadora varios dibujos de animales, tales como elefantes, pájaros y conejos, que fueron incorporados a unas camisetas de Custo Barcelona.

Warner Bros, propietaria de los derechos de autor de 'Piolin', advirtió que uno de estos pájaros se asemejaba al diseño registrado por la empresa americana y envió un requerimiento a Blue Tower para que los retirara.

Según informa Custo, Dalmau manifestó en ese momento a Warner que en ningún momento pretendía haber utilizado en sus diseños un pájaro que pudiera parecerse al que dicha compañía tenía registrado y le comunicó que retiraría las camisetas del mercado.

No obstante, Warner interpuso una denuncia y, antes de que pudieran retirarse todos los productos del mercado, la Guardia Civil intervino en un establecimiento de Custo Barcelona, dieciocho camisetas en las que figuraba el pájaro y que todavía no pudieron ser retiradas.

A partir de ese momento, se abrió un procedimiento judicial y el Ministerio Fiscal presentó, en 2009, un escrito de acusación contra David Dalmau y la diseñadora del pájaro, en el que, al margen del año y medio de cárcel pide el pago de una multa de 18.000 euros y de una indemnización para Warner por los perjuicios económicos ocasionados por el plagio.