El marido de Sandra Bullock, acusado de infiel y acosador sexual

|

Valorar:
preload
Foto de archivo de Sandra Bullock.

Foto de archivo de Sandra Bullock.

04-11-2009 | Efe

La publicación de una supuesta infidelidad del marido de Sandra Bullock, el empresario Jesse James, ha destapado nuevas presuntas aventuras sexuales del esposo de la actriz que incluso llegó a ser denunciado por acosador, informó hoy la prensa estadounidense.

Las declaraciones de la modelo de tatuajes Michelle McGee a una revista la semana pasada en las que confesaba haber mantenido relaciones sexuales con James cuando Bullock rodaba «The Blind Side», película por la que ganó un Oscar, fueron el detonante de un escándalo en Hollywood que parece lejos de apagarse.

A pesar de los intentos del ejecutivo de West Coast Choppers, compañía de venta de motos, en controlar la situación para intentar evitar una ruptura familiar, los medios de comunicación han echado más leña al fuego con nuevas noticias que ponen en entredicho el compromiso de James con Bullock, matrimonio desde 2005.

Otra mujer, Melissa Smith, de 35 años y con muchos tatuajes, aseguró esta semana que había sido amante de James en 2006 después de conocerse vía MySpace, mientras que fuentes de US Weekly declaraban que el incidente con McGee no había sido «aislado».

«Cuando Sandra está fuera, él se aburre», aseguró uno de los testimonios anónimos recogidos por la revista. «Esta es solo la primera persona que lo ha hecho público», comentó otra, en referencia a las afirmaciones de McGee.

Al mismo tiempo, la web TMZ especializada en noticias de famosos, daba a conocer hoy que una ex ejecutiva de West Coast Choppers denunció en 2007 a James por acoso sexual en el trabajo, si bien el caso no llegó a verse ante un tribunal y se zanjó con un acuerdo extrajudicial, según la página de internet.

Comunicado

El pasado día 18 y ante la dimensión mediática que estaba tomando su presunta infidelidad con McGee, James emitió un comunicado en el que asumía toda la responsabilidad por el daño causado a su familia, aunque no admitió ni desmintió las palabras de McGee.

El día 15, un día antes de que se publicara la entrevista de McGee, Bullock abandonó el domicilio conyugal en California y canceló su visita a Londres para promocionar la película «The Blind Side».

La actriz regresó al estado ayer, después de pasar una semana en Austin, Texas, si bien no volvió al hogar que comparte con James. Según la cadena local Fox411, Bullock no quiere aún pensar en divorciarse de James, a quien consideraba «su alma gemela», según fuentes de esta emisora.

El marido, de 40 años, está intentando recomponer la situación familiar, según declaraciones de su entorno.

«Le encantaría que todo esto desapareciera y las cosas pudieran rectificarse. Lo más importante para él en el mundo es que su familia vuelva a estar junta y hará todo lo que tenga que hacer», aseguró un amigo de James de forma anónima a la revista People.

Bullock, de 45 años, dio el sí quiero a James en julio de 2005 en una boda multitudinaria en Santa Bárbara, al sur de California, y desde entonces formaban una familia con los hijos del ejecutivo, las niñas Chandler y Sunny de 15 y 6 años y el niño Jesse Jr., de 12 años, que la actriz trataba como propios.