Los Príncipes de Asturias ganan el Jubileo

| Santiago de Compostela |

Valorar:
preload
STG03. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13/05/2010.- Los Príncipes de Asturias acompañados reciben de manos de una vecina de Monte Gozo, unas flores durante el recorrido que han realizado a pie, por el último tramo del Camino Francés hasta la Catedral de Santiago, donde obtendrán el Jubileo con motivo del Año Santo compostelano. EFE/X.REY ESPAÑA-XACOBEO-PRÍNCIPES

STG03. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13/05/2010.- Los Príncipes de Asturias acompañados reciben de manos de una vecina de Monte Gozo, unas flores durante el recorrido que han realizado a pie, por el último tramo del Camino Francés hasta la Catedral de Santiago, donde obtendrán el Jubileo con motivo del Año Santo compostelano. EFE/X.REY ESPAÑA-XACOBEO-PRÍNCIPES

13-05-2010 | X.REY

Los Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia, obtuvieron ayer la indulgencia plenaria del Jubileo y animaron «a todo el que pueda» a hacer el Camino de Santiago este año Xacobeo. «Es muy largo, hay mucho donde elegir», subrayó Su Alteza Real, por lo que invitó a tener «un tiempo reservado» para visitar al Apóstol.

Minutos antes de las 11.00 horas, los Príncipes iniciaron, entre aplausos de los peregrinos, la etapa de 12,3 kilómetros que une la parroquia de San Paio --en Lavacolla-- con la Praza do Obradoiro, pasando por Villamalor, San Marcos y Monte do Gozo.

En la Iglesia de San Paio fueron recibidos por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro; la secretaria general para o Turismo, Carmen Pardo; y el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo; quienes les entregaron los bastones de peregrinos y un pañuelo del Xacobeo que se anudaron al cuello.

También le intentó hacer un obsequio uno de los peregrinos que se encontraban en este punto del camino «por casualidad», que, en concreto, quiso entregar a don Felipe una insignia de la Hermandad Real Universitaria de Granada, aunque el estricto dispositivo de seguridad de la Casa Real impidió que pudiese hacer llegar este emblema al Príncipe.

BUEN RITMO.

Después de que Sus Altezas diesen los buenos días a los peregrinos y recibiesen la bienvenida a Galicia por parte de las autoridades, y tras escucharse un «`Viva los Príncipes!» entre los peregrinos expectantes, los Príncipes de Asturias comenzaron la caminata, que realizaron con buen ritmo, pues, pese al retraso de la partida, quisieron mantener el horario previsto inicialmente.

De este modo, don Felipe y doña Letizia llegaron sobre las 11.20 horas a San Marcos, donde visitaron las instalaciones de la Compañía de Radio Televisión de Galicia (CRTVG), y alrededor de las 12.10 al Monte do Gozo, donde Felipe de Borbón aseguró que ambos se sienten «muy a gusto por estar en Galicia, pasando un día en el Camino para visitar al Apóstol».

En relación a la victoria, ayer, del Atlético de Madrid en la final de la 'UEFA Europe League', don Felipe --declarado seguidor del equipo rojiblanco, al que animó ayer en Hamburgo-- señaló que los aficionados le pidieron, tras el partido, «que le de gracias al Apóstol».

«También le pediremos que siga protegiéndonos y cuidándonos», resaltó el Príncipe de Asturias, para incidir, a continuación, en que ya han demandado «bastantes» cosas a Santiago. «Que nos siga cuidando en estos tiempos difíciles que vivimos todos» es lo fundamental, concluyó.

VICTORIA DEL ATLETICO DE MADRID.

Tras agradecer el «día maravilloso» que les brindó la capital gallega, que hoy celebra sus fiestas grandes con motivo de la Ascensión, Su Alteza Real el Príncipe hizo hincapié, a preguntas de los periodistas, en que «que un equipo español llegue a una final y la gane es una buena noticia para todos».

«Creo que ayer los aficionados de toda España eran un poco del Atleti», comentó sonriente junto a la Princesa Letizia, quien, por su parte, hizo patente lo atractivo que le estaba resultando la caminata. «`Cómo no me va a gustar!», proclamó, preguntada acerca de si el Camino era de su agrado.

De hecho, tanto ella como don Felipe demostraron su buen estado de forma, cuando, ya en el último tramo de la etapa, dejaron unos pasos atrás al jefe del Ejecutivo gallego, Alberto Núñez Feijóo y al regidor compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, quien terminó el trayecto visiblemente más afectado por las más de dos horas de recorrido.

Por su parte, doña Letizia hubo de finalizar la ruta remangándose la gabardina beige corta, prenda que portaba combinada con un pantalón de tela gris ajustado, modo pitillo; unas botas de montaña de color camel, pañuelo al cuello y un pequeño bolso cruzado. El pelo lo llevaba recogido en una coleta alta.

El atuendo de don Felipe lo componían unos zapatos de senderismo en un tono oscuro, unos pantalones también beige, una chaqueta verde y una camisa azul, además del bastón de peregrino, que, a diferencia de la Princesa, no abandonó durante todo el trayecto.

LLEGADA A LA CATEDRAL.

Quince minutos después de que las campanas de la Catedral de Santiago marcaran las 13.00 horas, puntuales, los Príncipes de Asturias llegaron a la Praza da Quintana para asistir a una misa posterior a la del Peregrino y organizada para más de 700 alumnos del Colegio Hijos de Jesús de Vigo, A Coruña y Noia.

En la plaza, tanto los niños como numerosos turistas aguardaban impacientes la llegada de don Felipe y doña Letizia, a los que saludaron, hicieron numerosas fotografías y dedicaron muestras de cariño y admiración.

Menos amistosa fue la actitud de un grupo de unos diez ó doce jóvenes que increparon a los Príncipes gritando consignas como '`España, mañana, será republicana!' y '`República, república!'. En las manos, que mostraron abiertas, llevaban pintados los colores rojo, amarillo y violeta de la bandera republicana.

Mientras este grupo era abucheado por una parte de la plaza y retenido por efectivos de la Policía Nacional, los Príncipes de Asturias cruzaron la Puerta Santa junto al resto de autoridades, dieron el abrazo al Apóstol y se sentaron en el primer banco del templo.

Después del saludo litúrgico, cántico al que se sumó Felipe de Borbón, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, dio comienzo a la misa.

APOYO AL AÑO SANTO.

La última visita a Santiago de los Príncipes de Asturias se produjo poco después de su boda, en el Año 2004, con motivo del último año Xacobeo. En aquel momento, los Príncipes realizaron un recorrido por el casco histórico de la ciudad y visitaron también la Catedral.

El Príncipe de Asturias también estuvo presente en el Año Santo 1999, cuando peregrinó desde la localidad coruñesa de Padrón hasta Santiago de Compostela y participó como oferente en la ceremonia de Translación, un día antes del cierre de la Puerta Santa.

Con motivo de este Año Santo 2010, don Felipe y doña Letizia asistieron en febrero en Roncesvalles a un acto institucional en el que se celebró el inicio del Año Xacobeo, en un evento en el que estuvieron acompañados por los presidentes de las comunidades por las que pasa el Camino. Asimismo, está previsto que los Príncipes se desplacen en noviembre de nuevo a Santiago para acompañar al Papa Benedicto XVI en su visita a la ciudad.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

juan
Hace más de 7 años

Otro viaje que le pagamos los españoles,alguien sabe a que se dedican o que solucionan en el pais la realeza?

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1