Lindsay Lohan comienza su condena de cárcel

| Los Ángeles |

Valorar:
preload
Lindsay Lohan, ante el juez de Beverly Hills que le sentenció a pasar 90 días en la centro penitenciario Century Regional Detention Facility en Lynwood, California, después de que la actriz violara su libertad condicional.

Lindsay Lohan, ante el juez de Beverly Hills que le sentenció a pasar 90 días en la centro penitenciario Century Regional Detention Facility en Lynwood, California, después de que la actriz violara su libertad condicional.

20-07-2010 | POOL

La actriz Lindsay Lohan se entregó ayer a las autoridades californianas para iniciar su condena de 90 días en prisión por violar su libertad condicional después de ser detenida por conducir ebria en 2007.

Lohan llegó a los juzgados de Beverly Hills pasadas las 8.30 de la mañana hora local (15.30 GMT), donde la esperaban decenas de medios de comunicación y algún fan que la recibió al grito de «Lindsay te quiero» junto con un cartel en el que se leía «Libertad para Lindsay».

La actriz, de 24 años y protagonista de películas como «Freaky Friday» ("Ponte en mi lugar», 2003), compareció ante la juez Marsha Revel para hacer efectiva la condena de prisión que le impuso el 6 de julio.

Revel sentenció a Lohan a pasar 90 días en la centro penitenciario Century Regional Detention Facility en Lynwood, California, después de que la actriz violara su libertad condicional al no acudir a sus clases semanales de educación contra el alcoholismo.

Lohan pasó los últimos tres días en un centro de rehabilitación desde donde se trasladó hasta los juzgados para ser entregada a las autoridades que la trasladaron hasta la prisión en la que se calcula que al menos pase entre dos semanas y un mes.

La joven se beneficiará de la política del departamento del Sheriff de liberar a los reclusos no violentos antes de la finalización de su pena debido a la sobrepoblación de las prisiones.

Una vez en la calle, Lohan tendrá que pasar tres meses ingresada en un centro de rehabilitación y permanecer sobria durante el próximo año.

La juez Revel ordenó que Lohan sea sometida a controles aleatorios de drogas y alcohol hasta agosto de 2011, fecha en la que termina la vigencia de su libertad condicional.

En declaraciones a la revista People, Steve Whitmore, portavoz de la oficina del Sheriff, indicó que Lohan sería segregada del resto de las reclusas para «su protección».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.