La alfombra roja de los Grimaldi en Mónaco

Evento: Boda | | Mónaco |

Valorar:
preload
La hija de la Princesa Carolina de Mónaco, Carlota Casiraghi (a la derecha) y su novio en la boda del príncipe Alberto II de Mónaco y la princesa Charlene en el Patio de Honor del Palacio Real de Mónaco.

La hija de la Princesa Carolina de Mónaco, Carlota Casiraghi (a la derecha) y su novio en la boda del príncipe Alberto II de Mónaco y la princesa Charlene en el Patio de Honor del Palacio Real de Mónaco.

02-07-2011 | Efe
Boda de Alberto de Mónaco y Charlene WittstockBoda de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock

Minutos antes de que apareciesen el Príncipe Alberto y la Princesa Charlene, el glamour y la elegancia ya ha pisado la alfombra roja del Palacio Grimaldi. Las mujeres más cercanas al novio han acertado todas ellas apostando por el rosa palo, sin embargo las novias de los sobrinos han patinado en su aparición.

El color rosa pastel ha sido el protagonista indiscutible de la casa Grimaldi. La Princesa Carolina y su hija Carlota han elegido a Chanel como diseñador, la primera con un vestido vaporoso combinado una vez más con gran pamela, mientras que la sobrina de Alberto, que iba acompañada de su novio Alex Dellal, se ha decantado por un cuerpo con cuello barco, abotonado todo él en su parte delantera y una falda con jaretas con un lazo negro. Todo combinado con un velo de rejilla negro y una diadema en el pelo.

La Princesa Estefanía, por su parte, ha seguido la tonalidad estrella del día con un vestido de tirantes, todo él decorado con mini jaretas y combinado con un chal que cubría sus hombros, sin embargo la hermana pequeña del novio no ha decorado su cabeza con ningún sombrero, tal y como lo hizo durante la ceremonia civil celebrada el pasado viernes en el Palacio Grimaldi.

Junto a ella, su hijo Luis, seguido de sus hermanas Paulina, que ha lucido un vestido azul de Chanel y Camilla con un vestido vaporoso, también en rosa.

«Desaciertos máximos»

Hay errores que se pueden olvidar y outfit que te hace patinar. Andrea Casiraghi ha pisado la alfombra roja con su novia Tatiana Santo Domingo, una de las más desafortunadas de la ceremonia, que ataviada con un vestido fucsia, ha patinado en la combinación con un sombrero a modo de casco en nude y un collar oscuro. Una mezcla nada apropiada para 'casi' pertenecer a una de las casas Reales más glamourosas.

Pero el desacierto familiar se ha compartido. La novia de Pierre también ha defraudado con un vestido tallado en encaje aguamarina y combinado con un tocado muy sencillo y poco favorecedor.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.