La policía británica confunde al príncipe Andrés con un intruso

| Londres, Inglaterra |

Valorar:
preload
Fotografía de archivo del príncipe Andrés, duque de York.

Fotografía de archivo del príncipe Andrés, duque de York.

07-03-2011 | Efe

La policía británica confundió esta semana al príncipe Andrés, tercer hijo de Isabel II, con un intruso cuando intentaba entrar en el palacio de Buckingham, informa hoy la agencia local PA.

De acuerdo con PA, el duque de York fue interceptado el pasado miércoles por los agentes encargados de la seguridad del palacio, dos días después de que fuera detenido en el recinto un presunto ladrón.

Scotland Yard ha confirmado que dos policías de uniforme pidieron a un hombre, al que no nombran, que verificara su identidad el miércoles a las 17.00 GMT en los jardines de Buckingham.

«El hombre fue identificado satisfactoriamente. No se sacaron armas ni se usó la fuerza», aseguró el portavoz policial.

Posteriormente, el príncipe Andrés informó de que había recibido una disculpa de la policía.

«La policía afronta una tarea difícil al intentar combinar la protección de la familia real con la detención de intrusos, y a veces se equivoca», declaró.

«Agradezco su disculpa y espero poder pasear de forma segura por los jardines en el futuro», añadió el príncipe.

Según la PA, los agentes dieron el alto al príncipe Andrés a su regreso de un acto oficial en el centro de Londres.

El incidente se produjo dos días después de que un individuo fuera detenido por la policía por entrar sin autorización al palacio, residencia oficial de Isabel II en Londres.

El intruso, que escaló una verja y logró colarse en el edificio, fue arrestado a las 21.20 GMT del lunes en un área «normalmente abierta al público durante el día», explicó la policía.

Otro individuo fue detenido en el perímetro exterior de Buckingham como supuesto cómplice.

Estos dos arrestos han motivado una revisión de las medidas de seguridad que rodean a la soberana, que no se encontraba en palacio cuando entró el supuesto ladrón dado que no regresará hasta octubre de sus vacaciones en Escocia.

Isabel II, su esposo, el príncipe Felipe, y el primogénito de ambos, el príncipe Carlos, asistieron ayer a una competición tradicional en las Tierras Altas escocesas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.