Alberto II de Bélgica explica sus dificultades como padre y monarca

| Bélgica |

Valorar:
preload
Alberto II y la reina Paola de Bélgica durante una representación realizada por niños durante la última visita de la pareja real a Eupen, la capital de la comunidad germanófona de Bélgica, el jueves 18 de julio de 2013, días antes de ceder el testigo como reyes de Bélgica a su hijo Felipe y su esposa Matilde.

Alberto II y la reina Paola de Bélgica durante una representación realizada por niños durante la última visita de la pareja real a Eupen, la capital de la comunidad germanófona de Bélgica, el jueves 18 de julio de 2013, días antes de ceder el testigo como reyes de Bélgica a su hijo Felipe y su esposa Matilde.

19-07-2013 | Efe

Alberto II, padre del rey Felipe de Bélgica, confiesa las dificultades familiares a las que tuvo que hacer frente como padre y monarca durante su reinado, y reconoce que «no hay padres perfectos», en un fragmento de una entrevista adelantado por la cadena RTL-TVI.

«Creo que los padres ideales no existen, no es una profesión que se aprenda, uno hace lo que puede y sólo hace lo que puede, con su carácter, sus debilidades...», afirma Alberto II en una entrevista que será emitida en dos partes hoy y mañana a las 17.45 GMT en la citada cadena francófona y en la flamenca VTM.

«En la época actual, cuando veo a nuestros hijos, ellos son mucho más cercanos con sus niños de lo que nosotros lo éramos con los nuestros. Y más de lo que nuestros padres lo eran con nosotros, etc. Esto ya era una parte más complicada», señala Alberto II, quien abdicó el pasado 21 de julio en favor de su hijo Felipe.

«Además, el desacuerdo o la menor insignificancia estaba rápidamente expuesta al público, etc... una situación insoportable», añadió.

Su esposa, la reina Paola, coincide con su marido al recalcar las dificultades que afrontó la familia real belga.

«Puedo decir que somos muy naturales, el uno y el otro. No hacemos teatro. Y por lo tanto había choques muy fuertes. No había una armonía y esto hacía sufrir a nuestros hijos», dice Paola.

«Personalmente, yo no me quiero sentir culpable más. Si puedo dar un consejo es ese, el no echarse la culpa», asegura la reina, «hemos hecho lo que hemos podido, mejor de lo que podíamos», añade.

Durante algo más de dos horas, Alberto II habla en la entrevista de su juventud, de su educación, de su relación con Paola y de la muerte de su hermano Balduino, a quien sucedió en el trono al no haber tenido éste descendencia con su esposa, la reina Fabiola.

Además, aborda acontecimientos que marcaron al país, como el caso del pederasta y asesino Marc Dutroux o la crisis política más larga de la historia, ocurrida tras las elecciones legislativas de 2010 por las dificultades de los partidos para formar gobierno.

Este lunes se emite la parte dedicada a los recuerdos de la infancia del monarca, a los primeros años con Paola y a su retirada, mientras que la segunda, que se retransmitirá mañana, abordará la muerte de Balduino y sus 20 años de reinado.

Entre otras revelaciones, Alberto II dice que su primer discurso «fue una catástrofe, un fracaso total» o que, sin Paola, nunca hubiera aceptado ser rey.

La entrevista, realizada en el castillo de Belvédère en Bruselas, corre a cargo del periodista Pascal Vrebos y pretende servir de «testimonio para la historia».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

---
Hace más de 3 años

Voy a perder 8 sg. en decir: "Como si me importara un comino tu vida, parásito!".

Valoración:-1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1