Mel Gibson celebra los 500 programas de 'El Hormiguero'

|

Valorar:
preload
El actor estadounidense Mel Gibson posa para la prensa durante el pase gráfico de la película "Al límite".

El actor estadounidense Mel Gibson posa para la prensa durante el pase gráfico de la película "Al límite".

01-02-2010 | Ballesteros

La tropa de Pablo Motos está de enhorabuena. Este miércoles 'El Hormiguero' cumple 500 emisiones, y lo hace con un invitado a la altura de la ocasión: Mel Gibson. El controvertido actor y director aterriza en nuestro país para presentar en la mesa habitada por Trancas y Barrancas 'Al límite', su última película. Además, compartirá las anécdotas más divertidas de su dilatada carrera y se someterá a los caprichos de las hormigas más locas de la televisión.

La presencia de Mel Gibson junto a Motos será sólo uno de los momentos estelares de una noche llena de sorpresas en la que lleva semanas trabajando todo el equipo de 'El Hormiguero'. Por primera vez, Motos recibirá la visita de su propio avatar, quien, por unos instantes, intentará apoderarse del programa.

No quedará ahí la cosa, ya que todos los colaboradores de 'El Hormiguero' preparan una espectacular performance en la que realizarán acrobacias que sólo ha podido hacer hasta ahora 'El Circo del Sol'. Además, el diseñador del piano gigante de la película 'Big' ha creado expresamente para el programa una reproducción exacta del espectacular instrumento. Jandro interpretará una melodía que resume lo que han sido estos 500 hormigueros.

La guinda a este programa tan especial la pondrá una imagen jamás vista en las 500 emisiones: por primera vez, las hormigas Trancas y Barrancas saldrán de su hogar, y los espectadores podrán verlas caminando por el plató.

A lo largo de estas 500 ediciones, el formato de 7 y Acción se ha convertido en uno de los espacios de entretenimiento más exitosos de la televisión de la última década. Han sido cuatro temporadas y medio millar de programas acompañados de personalidades nacionales e internacionales, multitud de premios y, sobre todo, el respaldo de un público que cada noche enciende su televisor en busca de ese optimismo del que 'El Hormiguero' ha hecho su bandera.