Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, el principio del fin

Evento: Presentación | | Londres |

Valorar:
preload
Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint posan momentos antes de la premiere mundial de la película Harry Potter y las Reliquias de la Muerte.

Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint posan momentos antes de la premiere mundial de la película Harry Potter y las Reliquias de la Muerte.

11-11-2010 | Reuters

Desafiando al viento y la lluvia, cientos de fanáticos se reunieron en Leicester Square, en el centro de Londres, para ver a sus ídolos desfilar por la alfombra roja en la premiere mundial de la nueva película de Harry Potter.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte I, la séptima y penúltima película de Potter, llega a los cines de todo el planeta el 19 de noviembre y se perfila como otro éxito de taquilla para Warner Bros. La productora decidió dividir el séptimo y último libro de J.K. Rowling en dos partes, después de que los seis primeros filmes sumaron 5.400 millones de dólares en la taquilla cinematográfica mundial.

En esta nueva entrega, Harry, Ron y Hermoine se embarcan en una misión para encontrar y destruir el secreto de la inmortalidad del malvado Lord Voldemort: los Horcruxes. Una cinta que promete más acción y espectáculo que sus predecesoras.


Diez años después

Y como es costumbre, los antaño niños, hoy jóvenes y multimillonarias estrellas del Séptimo Arte Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint, pasearon por la alfombra roja junto a J.K. Rowling. Igual que hicieran hace una década. Watson, de 20 años, acaparó la atención con su nuevo corte de cabello estilo «pixie» y un vestido negro corto.

Todo el equipo lucía una amapola roja en sus solapas, símbolo con el que los británicos celebran lo que llaman el Remembrance Day, en memoria del 11 de noviembre de 1918, el día en acabó la I Guerra Mundial.

Mientras tanto, los fans aclamaban a sus estrellas y llenaban de calor la gélida noche londinense. Robert Conner, idéntico al actor Rupert Grint quien interpreta a Ron en la exitosa saga, estaba en los primeros lugares de la larga fila. Lleva apostado allí desde el martes por la tarde. «Soy un gran seguidor», declaró. «Incluso me hice un tatuaje de Harry Potter, que le he mostrado a algunos miembros del elenco. Simplemente adoro a Harry Potter. Amo los libros, me encantan las películas, amo a los actores», agregó.

Dora al-Saadi, de 17 años, viajó desde Suecia especialmente para estar en la primera exhibición oficial de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. «Es Harry Potter. Es todo. Básicamente forma nuestras vidas. Todos aquí piensan que vale la pena porque es una parte de nuestras vidas ahora», señaló.

A por los mil millones

Con estos fans entregados, el taquillazo está asegurado. Y aunque todas las películas de la saga han sido un tremendo éxito, la popular franquicia todavía no rompe la barrera de los 1.000 millones de dólares con una sola producción. Un estreno en 3-D podría haber llegado a esa marca, pero Warner no consiguió realizar a tiempo una versión en 3-D del filme.

«Creo que el tema 3-D es una gran decepción para Warner Bros», dijo Andreas Wiseman de la revista Screen International. «Pienso que de verdad se perdieron un truco. Otras grandes franquicias como Saw, Shrek y Toy Story han ido ganando fuerza (al pasar al formato 3-D)», explicó.

En todo caso, el experto agregó que la nueva entrega podría superar la recaudación mundial de 1.000 millones de dólares incluso sin un aumento de precios por el formato tridimensional, y que la franquicia tiene otra oportunidad de conseguir ingresos mediante ese formato cuando en julio salga la segunda parte.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.