Las celebrities se van de gala

Evento: Premios | | Los Ángeles |

Valorar:
preload
La cantante Rihanna posa a su llegada a la 53 edición de los Premios Grammy.

La cantante Rihanna posa a su llegada a la 53 edición de los Premios Grammy.

14-02-2011 | Efe
RiahannaLady GagaEmma Watson

La semana ha estado repleta de alfombras rojas en las que hemos podido ver a las celebrities derrochando glamour. Los mundos del cine y la música han estado de celebración y las caras más conocidas del panorama nacional e internacional se han paseado mostrando sus mejores galas.

El cine español celebró este año sus bodas de plata y las celebrities nacionales no quisieron perder la oportunidad de dejarse ver en la alfombra del Teatro Real -este año roja- en la XXV edición de los Premios Goya.

La gala estuvo marcada especialmente por dos momentos. Por una lado, el reencuentro entre el director de la Academia, Alex de la Iglesia, y la Ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, tras su polémico enfrentamiento, pero sobre todo, por la presencia de nuestro Biutiful Bardem, quien aparecía por primera vez ante las cámaras de nuestro país tras su recién estrenada paternidad.

El posado de Alex de la Iglesia con la Ministra de Cultura nos privó de ver sin embargo otra de las imágenes más esperadas, la del director junto su novia, Carolina Bang, manteniendo así la discreción que caracteriza su relación.

Pero no fue a Alex al único que no vimos junto a su pareja, muchos de nuestros artistas optaron por pasear solos por la alfombra. Este fue el caso de José Coronado, al que se le relaciona con Simotena Gómez-Acebo. También prefirieron acudir sin pareja Hugo Silva, Olivia Molina, Lydia Bosh y Anne Igartiburu.

Otros, sin embargo, optaron por ir acompañados y la gala nos permitió ver imágenes de las parejas del momento. Especial interés despertaron las formadas por Maribel Verdú y Pedro Larrañaga, Belén Rueda y Roger Vicent, Carlos Bardem y Celia Blanco y Norma Ruiz y José Manuel Seda.

Pero la gran sorpresa sin duda nos las ofreció nuestro querido Mario Casas, que abandonó la ceremonia acompañado de una mujer desconocida y sin hacer declaraciones.

Elena Anaya compartió protagonismo con Silvia Abascal. La primera gracias a su acierto a la hora de elegir modelo, un diseño verde botella de Elie Saab combinado con un sencillo recogido. La segunda por su espectacular Lorenzo Caprile.

Nuestros chicos prefirieron no arriesgar y seguir looks clásicos en la esperada noche del cine español, la mayoría decantándose por el color protagonista, el negro. Así lo hicieron Javier Bardem y Luis Tosar, este último el más elegante. Otros como Unax Ugalde, Andreu Buenafuente y Miguel Angel Muñoz destacaron por ser los más modernos.

Echamos de menos sin duda la presencia de algunas habituales. Nuestra 'Pe' faltó a la cita por su reciente maternidad, dejando a Bardem solo ante las cámaras que tanto ansiaban una vez más captar la mejor imagen de la pareja.

Elsa Pataki y Paz Vega fueron otras de las grandes ausentes. Mientras Elsa prefirió disfrutar de unas románticas vacaciones románticas con su marido, el actor australiano Chris Hemsworth, la andaluza optó por lucir palmito al otro lado del charco y pasearse con un mini vestido por la alfombra de los Grammy.

Excentricidades y originalidad en los Grammy
Los fans de Justin Bieber no han quedado contentos con los resultados de los Oscar de la música, que estuvieron plagados, una vez más, de la excentricidad y originalidad de sus estrellas dejando grandes momentos.

Esperanza Spalding le arrebató el premio a Mejor Artista Revelación, decisión que enfureció a sus fieles desatando comentarios como «es una puta subnormal», «Justin se lo merecía, vete a morir a un agujero».

Como cabía esperar, Lady Gaga no defraudó. La cantante decidió esta vez aparecer encapsulada en un huevo gigante portado por sus bailarines, del que no se desprendió hasta romper el cascarón en el escenario con 'Born this way'.

Pero la excéntrica cantante no fue la única que nos proporcionó momentos curiosos. Katy Perry, no muy acertada con su diseño de fantasía, decidió asistir a la entrega acompañada de su abuela y además regaló a la audiencia imágenes de su boda con Russell Brand, proyectándolas durante su actuación.

Rihanna también pudo deleitarnos con su presencia. La cantante había estado resfriada y no sabía si podría pisar el escenario, pero finalmente se recuperó y actuó las dos veces que estaban programadas. Lo que no sabemos es si hubo encontronazo con su ex, Chris Brown, al que accedió a reducirle la orden de alejamiento para que fuese a la gala.

Christina Aguilera, sin embargo, no logra desprenderse de su mala racha. La semana pasada la cantante dejó atónitos a los estadounidenses al equivocarse con la letra del himno nacional durante su actuación en la final de la Super Bowl. Esta vez ha vuelto a estar en el punto de mira con un tropezón en plena actuación, pero la suerte estuvo de su lado y fue sujetada para que no cayera al suelo.

En la alfombra pudimos ver desde una metálica Miley Cyrus hasta una glamurosa Selena Gómez. Pero como siempre sucede en estas celebraciones, siempre unos pocos afortunados destacan por convertirse en los mas sexy de la noche. Esta vez ese papel se lo llevaron Jennifer López, Lea Michele y Eva Longoria. La protagonista de Glee nos dejó con la boca abierta al lucir un espectacular vestido negro que mezclaba elegancia y seducción.

Emma Watson deslumbra en los premios Elle y Rihanna en los Brit Awards
Coincidiendo con el día de los enamorados, la edición inglesa de la revista Elle celebró un acto para premiar a todas las estrellas que derrochan estilo y glamour. La joven actriz Emma Watson se convirtió en la protagonista de la noche, y tras recoger su premio, declaró: «es alucinante, la moda es algo que adoro. Ultimamente he sentido un poco más de presión, pero aún así es súper divertido para mí.

Otras que también supieron estar a la altura fueron Blake Lively y Cheryl Cole. Ambas inundaron de color la gala. Marcaron tendencia también Geri Halliwell y Minnie Driver, con un vestido blanco corto y un vestido de animal print en blanco y negro, respectivamente.

Helena Christensen estuvo poco acertada a la hora de lucir su modelo: acudió de corto y con un llamativo estampado que le favoreció poco. Alexa Chung también dio una impresión negativa con su vestido de los años 50, de color azul estampado, demasiado recatada.

Por último, Courtney Love acudió con un traje blanco impoluto que no combinaba nada bien con su pálida tez y su particular estilismo.

Por otra parte, en la alfombra roja de los Brit Awards se pudieron ver diseños de lo más variopinto y cargados de una estética de lo más original y atrevida, cuyo máximo exponente fue la cantante Rihanna. La artista lució hasta cuatro modelos diferentes, desde un apretado y picante maillot negro con un vertiginoso escote para subirse al escenario hasta un minivestido de raso en color rojo pasión, pasando por un vestido blanco largo y por un corpiño palabra de honor con estampado en tonos morados y lilas.

Avril Lavigne, Alesha Dixon y Cheryl Cole tampoco defraudaron en esta ocasión. Alesha se decantó por un top con escote en pico y pedrería negra, que resaltaba su figura aunque no casaba con su melena rubia, de mechas rosas y verdes fosforito.

Alesha entró en la gala con una chaqueta de cuero negra y corta, que después se quitó para deleitar a todo el mundo con su envidiable línea. Todo esto Dixon lo combinó con una pulsera y un clutch también en dorado.

Por último, Cole fue ataviada con un diseño largo hasta los pies, de escote recto y transparencias en las mangas, resaltado por lentejuelas. Un conjunto en negro con el que la cantante no defraudó. La sorpresa llegó cuando se dio la vuelta y enseñó toda su espalda al descubierto.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.