Una serie mostrará la faceta más desconocida de Isabel 'La Católica'

| Madrid |

Valorar:
preload
Imagen facilitada por TVE de los actores Michelle Jenner y Rodolfo Sancho, caracterizados como Isabel y Fernando, los reyes Católicos, para la serie de ficción "Isabel" que la cadena pública estrenará en enero.

Imagen facilitada por TVE de los actores Michelle Jenner y Rodolfo Sancho, caracterizados como Isabel y Fernando, los reyes Católicos, para la serie de ficción "Isabel" que la cadena pública estrenará en enero.

12-12-2011 | Javier Herraez

Sexo, matrimonio de conveniencia e intrigas palaciegas modelaron la juventud de Isabel La Católica, la reina española que gobernó el Reino de Castilla y Aragón con mano de hierro en una época de hombres, recreada por la serie de ficción «Isabel» que se estrenará en TVE en enero próximo.

«Isabel» aborda la historia menos conocida de la vida de Isabel I de Castilla, llamada la Católica (1451-1504) desde su niñez hasta su coronación con 23 años y su enlace matrimonial con Fernando II de Aragón gracias al cual se creó el Reino de Castilla y Aragón.

Los Reyes Católicos son interpretados por Michelle Jenner y Rodolfo Sancho que han comentado a Efe, en un encuentro celebrado hoy en los estudios del Álamo, que la producción muestra la vida de Isabel La Católica que no se estudia en los libros de Historia.

«Isabel y Fernando tienen un carácter fuerte, ninguno de los dos quiere ceder en sus opiniones e incluso se enamoran a pesar de haberse casado por conveniencia», ha dicho Jenner.

La actriz de «Los hombres de Paco» ha confesado que al principio le dio «miedo» y le «asustó» la idea de ese papel, pero ahora está expectante por ver la primera temporada de la serie, de trece episodios, ya que sólo ha visto el primer capítulo que se emitió en la pasada edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Por su parte Rodolfo Sancho dijo que su personaje «es un mujeriego, un tirano que fue educado para llegar a ser rey y, a la vez, una persona tierna con su esposa».

La serie «Isabel» cuenta «una historia real con dosis de emoción» que va desde las intrigas de la Corte al lado humano de la reina, porque la meta es acercar al espectador ese personaje clave en la historia de España, han explicado el director de Ficción de TVE, Fernando López Puig, y el productor ejecutivo de Diagonal TV, Jaume Banacolocha.

Producida por TVE y Diagonal TV ("Amar en tiempos revueltos"), «Isabel» cuenta con la participación de Pablo Derqui como Enrique IV, Bárbara Lennie es Juana de Avis, Ramón Madaula encarna a Gonzalo Chacón, Ginés García Millán interpreta a Juan Pacheco y Pedro Casablanc, Alfonso Carrillo de Acuña.

También con Pere Ponce que es Gutiérrez de Cárdenas, hombre de confianza de Isabel; Sergio Peris-Mencheta como Gonzalo Fernández de Córdoba; el apuesto Willian Miller es Beltrán de la Cueva; Víctor Elías interpreta al hermano de Isabel, Alfonso de Castilla, y Clara Sanchís a Isabel de Portugal.

Todos ellos encarnan a personajes de la nobleza e Iglesia española que lucharán por obtener la confianza de Isabel la Católica quien, tras la muerte prematura de su hermano Alfonso fue obligada a vivir con su hermanastro, el rey Enrique IV, y con 16 años ya estaba tomando medidas decisivas para el futuro de su reino.

Rodada en un plató de unos 3.200 metros cuadrados, la primera temporada de la serie se desarrolla en decorados que recrean el Alcázar de Segovia y el Castillo de Arévalo, así como en exteriores de Madrid, Castilla y León y Castilla-La Mancha, a pesar de que no abundan las escenas de acción.

«Isabel», que dirige Jordi Frades, ha sido comparada con la serie «Tudor» por estar ambientada en la misma época, aunque en opinión de Michelle Jenner tiene más tramas pasionales.

Considerada por los críticos como una de las series españolas que cuenta con más presupuesto en la actualidad, López Puig ha dicho que «no es la más cara de TVE, ya que se ha acoplado el vestuario, los decorados y la postproducción al presupuesto», cuya cifra no se ha revelado.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.