Suecia celebra el 70 aniversario de Pipi Calzaslargas

| Copenhague |

Valorar:
preload
Suecia celebra hoy el 70 aniversario de Pippi Calzaslargas (Pippi Långstrump en sueco) la niña independiente que desafiaba a los adultos creada por Astrid Lindgren y que se ha convertido en icono para varias generaciones.

Suecia celebra hoy el 70 aniversario de Pippi Calzaslargas (Pippi Långstrump en sueco) la niña independiente que desafiaba a los adultos creada por Astrid Lindgren y que se ha convertido en icono para varias generaciones.

21-05-2015 | Redacción Digital

Suecia celebra este jueves el 70 aniversario de Pippi Calzaslargas (Pippi Långstrump en sueco) la niña independiente que desafiaba a los adultos creada por Astrid Lindgren y que se ha convertido en icono para varias generaciones.

Reediciones de sus libros, semblanzas en medios escritos y audiovisuales y fiestas populares recuerdan a un personaje que ha dado origen a una decena de libros traducidos a casi un centenar de idiomas y varias series de televisión y películas.

En 1945 fue publicado el primer libro del personaje ideado años antes por Lindgren, una de las autoras suecas más universales, para entretener a su hija, Karin Nyman, cuando esta enfermó de neumonía.

Lindgren (1907-2002) le entregó el manuscrito a Karin tal día como hoy de 1944, en su décimo cumpleaños, aunque Boniers, el principal grupo editorial sueco, lo rechazó y no saldría a la luz hasta el año siguiente, tras ganar un premio convocado por otra editora.

«Me la dieron de regalo, pero nunca fue mía», recordaba en una entrevista reciente con la agencia sueca TT Karin Nyman, en alusión al éxito de un personaje que ha vendido varias decenas de millones de ejemplares en todo el mundo.

Pippi Mediaslargas, como se la conoce en muchos países de América Latina, es una niña dotada de poderes mágicos y una fuerza fuera de lo común, que vive sola en la granja Villa Villekula con un caballo, un mono y un baúl lleno de monedas de oro, que se niega a crecer y a ir a la escuela.

Con sus inconfundibles trenzas, la pelirroja Pippi cocina crepes en el suelo, camina hacia atrás y desafía la jerarquía cada vez que tiene ocasión, para admiración de Tommy y Annika, los dos amigos que la acompañan en sus aventuras.

Aunque Suecia fue neutral en la II Guerra Mundial, el conflicto dejó huella en Lindgren, como atestiguan sus recién publicados «diarios de guerra» sobre esos años, y como apuntan varios críticos literarios en los rasgos de su personaje más célebre.

«Había un terrible anhelo por ser libres, por que nada oprimiera a uno, y Pippi apareció como la persona que decía 'ya se arreglará, no tardará mucho'. Fue como una válvula, también para Astrid», recordaba Nyman.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.