Instalaciones deportivas

Un coloso multifuncional

El nuevo pabellón de Sant Ferran ofrece un sinfín de variantes: ciclismo, atletismo, baloncesto, tenis, voleibol/ La capacidad se moverá entre los 3.500 y los 9.000 espectadores

|

Valorar:
Nunca vista

El pabellón multiusos va a ser la joya del nuevo Sant Ferran. Será una instalación multifuncional, moderna, construida con materiales de última generación y dotada de un sistema acordeón en las gradas que permitirá ampliar los tres mil quinientos asientos fijos hasta los nueve mil espectadores que podrían presenciar un concierto. Deportivamente hablando el abanico también es enorme: ciclismo, atletismo, baloncesto, voleibol, tenis, fútbol sala.

Tras la reunión mantenida el pasado lunes entre el arquitecto Ralph Schürmann; el director general d'Esports, Pepote Ballester; el regidor d'Esports del Ajuntament de Palma, Rafael Durán; y el director d'Esports de s'Institut, Toni Palerm, junto a los técnicos de las instituciones, se decidió, por motivos de espacio, que la ubicación del nuevo pabellón multiusos sería sobre la actual pista de atletismo. Esta decisión obligará a que las obras comiencen con la construcción de una nueva pista de atletismo a la misma altura, pero más próxima al cementerio.

El nuevo pabellón va a caracterizarse por su multifuncionalidad. Todavía no existe un presupuesto definitivo para la construcción de la obra, ya que variará en función de los materiales que se utilicen. Lo que está claro es que las tres instituciones implicadas en el proyecto quieren que sea una instalación moderna, construida con materiales de última generación.

Las variantes que va a presentar este coloso son muchas. Su primera función va a ser la de velódromo. En marzo de 2007 acogerá el Campeonato del Mundo de ciclismo en pista, una cita que se presenta apasionante para el deporte balear ya que Joan Llaneras puede aumentar su currículo. Además, la intención es que los pistards baleares puedan beneficiarse de la instalación durante todo el año y que sea uno de los deportes que pueda practicarse de forma pemanente después de que se hayan disputados las dos grandes citas de 2007.

Y es que además del Campeonato del Mundo de ciclismo, ese año la nueva instalación será una de las sedes del Eurobasket. Para acoger los partidos, las gradas crecerán hacia el interior y el exterior hasta alcanzar una capacidad aproximada de 7.500 espectadores. Igual que se acondicionará el interior del anillo para jugar a baloncesto, el pabellón ofrecerá multitud de posibilidades. Podrá acoger acontecimientos importantes de voleibol, tenis, fútbol sala.

Una de las posibilidades más atractiva y novedosa es la de convertirlo en una pista de atletismo. Las distancias de una competición atlética en periodo invernal son muy similares a las del velódromo. Schürmann ha mostrado a los responsables políticos unas variantes para colocar un tartán, lo que permitiría acoger competiciones nacionales e internacionales también en invierno.

La multifuncionalidad del nuevo pabellón va mucho más allá de lo puramente deportivo. La intención es que la construcción ofrezca muchas posibilidades, como la de albergar conciertos. En este caso se registraría la máxima capacidad de la instalacción ya que podrían asistir hasta nueve mil personas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.