El Gobierno apuesta por lanzar la marca España Verde

Redacción Digital | 24/05/2013

Valorar:
preload
273

24-05-2013

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel  Arias Cañete, ha asegurado que la vida humana en el planeta depende  de la biodiversidad y su conservación, y ha subrayado que se debe  lanzar y aprovechar la marca España Verde, por lo que el Gobierno  impulsa un desarrollo económico compatible con la conservación de la  biodiversidad.

Durante la presentación de la Iniciativa Española Empresa y  Biodiversidad (IEEB), cuyo objetivo es conectar la conservación del  entorno con el desarrollo económico sostenible, el ministro ha  destacado que las empresas y el medio ambiente cada vez hacen «mejor  pareja» y ha reiterado, con motivo del Día Internacional de la  Diversidad Biológica, la necesidad de aumentar la conciencia sobre la  conservación.

En términos económicos, ha recordado que la pérdida de la  biodiversidad supone un 7 por ciento del Producto Interior Bruto y  que se estima que el 40 por ciento de la economía mundial depende de  unos ecosistemas sanos. Por ello, ha reclamado que se cosolide una  alianza entre biodiversidad y empresa. «La biodiversidad regula el  clima, purifica el agua y el aire, sustenta la vida humana del  planeta. Dependemos de esos bienes y servicios para obtener alimentos  y medicamentos», ha insistido.

Antes de la presentación, el ministro ha presidido la firma de  adhesión al Pacto por la Biodiversidad por parte de ABB, BSH  Electrodomésticos de España, CEMEX España, CEPSA, FCC, Ferrovial,  Grupo Mahou-San Miguel, Heineken España, Holcim España y Red  Eléctrica. Al Pacto se han adherido también Endesa, Gas Natural  Fenosa, Grupo Zeltia e Iberdrola e ISS Facilities.

MARCO SÓLIDO DE COOPERACION

La iniciativa busca impulsar un desarrollo económico compatible  con la conservación de la biodiversidad a través de un marco sólido  de cooperación entre las grandes empresas y la Administración General  del Estado.

El acto, que se celebra coincidiendo con el Día Mundial de la  Diversidad Biológica, ha contado con la participación del consejero  delegado de Ferrovial, Iñigo Meirás, que ha expuesto la visión de su  empresa en esta materia y que ha manifestado que es «urgente  encontrar fórmulas de financiación a largo plazo que aseguren la  sostenibilidad del patrimonio, garantizando el principio de 'no  pérdida neta de biodiversidad', con independencia de que se encuentre  en manos públicas o privadas».

El co-presidente de CEPSA, Santiago Bergareche, ha destacado las  políticas dentro de su empresa en materia de conservación de la  biodiversidad que se materializan «con gran convencimiento interno y  apoyo externo» en acciones en diversas zonas donde al compañía  opera». «Hoy es un día indicado para dar un paso más en la  conservación de la biodiversidad», ha apostillado y ha dicho que su  empresa es consciente de la importancia del capital natural.

El presidente del Club de Excelencia de la Sostenibilidad, José  Longás, ha recordado que el compromiso adquirido debe estar en las  actuaciones de las empresas y considera la adhesión de «alto interés»  porque va en línea con sus objetivos, al tiempo que ha anunciado la  próxima presentación de un catálogo de prácticas de biodiversidad,  con 42 casos prácticos para dar visibilidad las buenas iniciativas.

La IEEB pretende incluir la conservación y la gestión de la  biodiversidad en las estrategias de negocio de los diferentes  sectores empresariales de la economía. La iniciativa ofrece a las  empresas una vía para identificar oportunidades y proyectos  alternativos e innovadores.

Con la firma del Pacto por la Biodiversidad, las empresas se  comprometen a respaldar los objetivos del Convenio sobre la  Diversidad Biológica de Naciones Unidas que buscan promover la  conservación de la biodiversidad; el uso sostenible de sus  componentes y la distribución justa y equitativa de los beneficios  derivados de la utilización adecuada de los recursos genéticos.

Concretamente, los firmantes se comprometen a evaluar el impacto  de su actividad sobre la biodiversidad y el capital natural; incluir  la protección de la biodiversidad en sus manuales de gestión; definir  objetivos realistas y medibles para conservar la biodiversidad que se  revisarán cada tres años. Además, se comprometen a informar a los  proveedores de los objetivos de la empresa en el ámbito de la  biodiversidad; explorar las posibilidades de cooperación con  instituciones científicas, ONG o instituciones gubernamentales para  profundizar en el diálogo y establecer colaboraciones y mejorar de  forma continuada la gestión empresarial y ambiental. Igualmente, se  comprometen a designar en la empresa un interlocutor responsable de  los objetivos del Pacto por la Biodiversidad.

La iniciativa parte de la Fundación Biodiversidad y tiene como  socios estratégicos al Club de Excelencia en Sostenibilidad,  Foretica, Biodiversity in Good Company, Fundación Global Nature.