Andratx, combinación de ocio y playa

El municipio de Andratx dispone de una sugerente oferta de playa y restauración

31/07/2013

Valorar:
preload
El turismo, tanto local como extranjero, adora Sant Elm, una playa amplia de arena blanca.

El turismo, tanto local como extranjero, adora Sant Elm, una playa amplia de arena blanca.

24-07-2013 | T. Ayuga
Playas con encantoPlayas con encantoPlayas con encanto

Sant Elm acoge, dentro del término municipal de Andratx, varias playas y calas que explican por qué esta población es uno de los ejes turísticos básicos de la Isla. La playa de Sant Elm, también conocida como es Geperut, es la más grande (130 metros) y está dotada de servicios de vigilancia; pero si se pretende huir de las zonas más urbanas, una buena idea es Cala d’Egos (55 metros). Aunque llegar por carretera es imposible y es inevitable una caminata de cuatro kilómetros. La poca afluencia de bañistas permite disfrutar de sus aguas cristalinas y del pinar que rodea la playa confiriéndole un ambiente íntimo. En el punto intermedio entre esta soledad y la masificación turísitca está, entre otras, Cala es Conills, una diminuta cala rocosa en la que los bañistas pueden disfrutar del buceo y de unas aguas muy tranquilas. Cala Llamp o Cala Marmassen son algunos ejemplos más de playas de roca semiurbanizadas en esta zona, aunque estas dos son más grandes que la ya mencionada Cala Conills (superiores a los 100 m). Otro buen ejemplo es Camp de Mar, playa tranquila de arena blanca y fina.

El Port d’Andratx acompaña sus pequeñas calas de roca y guijarros con una amplia zona de ocio y restauración. Los meses de verano son la mejor época para Sant Elm y el Port d’Andratx, que durante la temporada turística forman una unión de excelentes restaurantes y cafés.

RECOMENDAMOS:

Cala Blanca

Esta playa virgen de roca está situada entre sa Punta des Bancals y Cala en Cranc. Sus 137 metros de longitud son el lugar ideal para quien busque tranquilidad. Para acceder a ella debemos circular por la carretera hasta Camp de Mar y allí seguir el sendero de Cala Llamp. Aparcaremos el coche y bajaremos a pie por un sendero de pendiente pronunciada hasta la cala, que tiene alguna zona arenosa.