Formas originales de decir te quiero en San Valentín

Redacción Digital | 09/02/2017

Valorar:
preload
El amor puede demostrarse de infinitas formas.

El amor puede demostrarse de infinitas formas.

09-02-2017

Hay formas y formas de decir te quiero, algunas más originales que otras, para declararle tu amor a esa persona especial el día de San Valentín. Recordar a nuestra pareja que la queremos es importante, y hacerlo de una manera diferente lo hace especial los 365 días del año.

Los pequeños detalles componen las muestras de cariño de este día marcado por las flechas de cupido en el calendario. Poner una nota en su agenda o en el libro; dejarle una nota en algún lugar de la casa o, en las épocas frías, dejar un mensaje en el vaho del espejo del baño.

Con tus propias manos
«El amor es un espacio donde no hay lugar para otra cosa que no sea amar», canta Perales. Por eso, seguro que te sobran razones para decirle a tu pareja que la adoras. Si no te decides por un sólo motivo, una buena idea es decorar un bote de cristal y llenarlo de más de cien razones por las que te enamoraste de él o ella.

Si te gusta jugar, otra opción es hacer un juego con una baraja de cartas. En cada una de ellas puedes poner una frases bonita, graciosa o que refleje vuestro amor. En total tendrás 52 cartas personalizadas, hechas con mucho amor y listas para jugar.

 

Una foto publicada por Miren Díez (@miren_defdeco) el

El te quiero más dulce
Para lo más golosos y, dejando de lado los tradicionales bombones, existen otras formas muy originales de decir te quiero. Una forma económica y diferente de hacerlo es personalizar la sorpresa de unos huevos kinder o de chocolate. Para ello, sólo necesitarás hacerte con unos cuantos huevos de chocolate, abrirlos con delicadeza y cambiar el regalo del interior por un papel con una frase romántica.

Huevos de chocolate

Inspiración
Aunque no todos robaremos una trompa francesa azul para demostrar nuestro amor, como Ted Mosby en Cómo conocí a vuestra madre, ni improvisaremos una canción romántica con trozos de otros temas conocidos, como Christian en Moulin Rouge, la pequeña y la gran pantalla también nos pueden dar ideas para sorprender a las personas a las que amamos.

Por ejemplo, en la navideña película Love Actually el personaje de Andrew Lincoln -conocido por su posterior papel en The walking dead- expresa sus sentimientos a través de una serie de carteles, también puedes cantarle una canción de amor y, una opción que nunca falla, darle un buen beso de película.