Las viviendas militares del Baluard del Príncep serán derribadas a finales de 2006

Las 44 familias que todavía viven en la zona serán realojadas en viviendas de protección oficial ubicadas en el Polígon de Llevant

|

Valorar:
Visto una vez

La alcaldesa de Palma, la popular Catalina Cirer, y el teniente de alcalde de Habitatge, José Manuel Sierra, llevaron a cabo ayer la colocación de la primera piedra de la promoción de 48 viviendas de protección oficial (VPO) que el Consistorio ha empezado a construir en un solar del Polígon de Llevant y que hará posible el realojo de las 44 familias que en la actualidad viven en los dos edificios de viviendas militares ubicados en el Baluard del Príncep. En una segunda fase, la promoción se ampliará con otras 40 VPO. Sierra anunció que, en principio, dichos edificios serán derribados a finales de 2006 o principios de 2007. Posteriormente, el Ajuntament llevará a cabo la prolongación del Parc de la Mar y la habilitación del circuito de peatones de Dalt Murada, que conectará con la Porta des Camp, «creando un amplio espacio de zona verde y peatonal en uno de los puntos más privilegiados de Palma», dijo.

El proyecto de construcción de las 48 VPO citadas, que también contempla la ejecución de 68 plazas de aparcamiento, es fruto del convenio suscrito el 26 de marzo de 2003 entre el Ajuntament de Palma y el Instituto de la Vivienda de las Fuerzas Armadas (Invifas). A raíz de este acuerdo, el Consistorio adquirió una parcela de 4.741,18 metros cuadrados ubicada entre las calles Ciutat de Querétaro, Montevideo y Lima. El valor económico de la operación quedó fijado en 1.974.000 euros. El término de ejecución de estas obras será de 15 meses y el presupuesto de las actuaciones asciende a 5,8 millones de euros. El Consistorio recuperará las cantidades económicas invertidas en la compra del solar y en la construcción de las viviendas mediante la venta de éstas a sus ocupantes, que tendrán un precio medio de unos 120.000 euros.

Por lo que respecta a la segunda fase, las 40 VPO serán ofrecidas a la población militar residente en Palma. En aplicación del acuerdo suscrito con el Invifas, éste propondrá a los adjudicatarios de los nuevos pisos. Cirer recordó ayer que han pasado ya cerca de 10 años desde que en 1996 empezó a hablarse de la realización de este complejo proyecto. «Hoy debemos felicitarnos todos por la colocación de esta primera piedra, pero el momento verdaderamente importante será cuando las 48 viviendas estén ya construidas, en junio de 2006», dijo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.