Ordenación del mallorquín de Antoni Vadell como obispo auxiliar de Barcelona

|

Valorar:
Visto 758 veces
preload
Vista general de la ordenación en la Sagrada Familia.

Vista general de la ordenación en la Sagrada Familia.

09-09-2017 | Josep Pons Fraga

La ordenación como obispo de Barcelona de Antoni Vadell (Llucmajor, 1972) en la basílica de la Sagrada Familia constituye un hecho decisivo para el futuro de la Iglesia de Mallorca porque aporta un triple significado para los católicos mallorquines: con 45 años Vadell Ferrer será el obispo más joven de España y el primer prelado diocesano desde 1968, cuando Miquel Moncadas Noguera (Muro, 1921) fue nombrado obispo de Menorca. También será determinante para el gobierno de la diócesis porque en los próximos días se cerrará la etapa que vive Mallorca desde que, en septiembre de 2016, el obispo auxiliar de Barcelona, el menorquín Sebastià Taltavull (Ciutadella, 1948) fue nombrado administrador apostólico tras el traslado del anterior titular, Javier Salinas, a Valencia como obispo auxiliar.

La Santa Sede decidirá si nombra a Taltavull como titular de la sede episcopal de Palma a todos los efectos o bien designa a un obispo más joven. La solución ya no se puede demorar, aún cuando el obispo menorquín, que rige la Iglesia mallorquina como administrador nombrado por el Vaticano, cuenta con los mismas funciones y competencias atribuidas a un obispo residencial.


500 mallorquines

La diócesis de Mallorca ha organizado el desplazamiento de un numeroso grupo de feligreses a Barcelona para la consagración episcopal de Antoni Vadell. La mayoría de los mallorquines que asistirán proceden de Es Raiguer, donde el nuevo obispo ejerció su ministerio pastoral, y de Llucmajor, su población natal. Hasta su nombramiento, el pasado 19 de junio, como obispo titular de Urci (Tore de Villaricos, Toledo) y auxiliar de Barcelona, Vadell fue vicario episcopal para la Evangelización en Mallorca y vicario de la unidad pastoral formada por las parroquias de Inca, Mancor, Lloseta, Biniamar, Caimari y Selva.


El nuevo obispo auxiliar de Barcelona ha sido ordenado por el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, junto con el otro obispo auxiliar designado por Roma, Sergi Gordo. En la consagración también han intervenido el nuncio del Papa en España, Renzo Fratini; el cardenal arzobispo emérito de Barcelona, Lluís Martínez Sistach; y numerosos obispos. Desde hace varios días Antoni Vadell participa en las actividades del obispado de Barcelona, donde a partir del lunes ejercerá como obispo auxiliar. El jueves asistió a la toma de posesión de Marion Roca como nueva secretaria general y canciller de la Curia de Barcelona. Es la primera mujer que desempeñará este cargo.

A la ordenación de Vadell han asistido la delegada del Gobierno, María Salom; el presidente del Consell, Miquel Ensenyat; y los alcaldes de Inca, Mancor de la Vall, Lloseta, Llucmajor, Biniamar y Selva.

Ordenación de Vadell como obispo auxiliar de Barcelona

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.