Lloret

Los ingresos de la iglesia se reducirán en un 50 por ciento sin la antena

El Ajuntament unificará las telecomunicaciones en las afueras del pueblo

|

Valorar:
Nunca vista

Las dos antenas de telefonía móvil instaladas en el pueblo están a punto de ser reubicadas. A petición del concejal del PSOE Sebastià Amengual, el Ajuntament de Lloret, en el último pleno, decidió buscar una nueva ubicación para las dos antenas de telefonía móvil que están dentro del casco urbano, una en el campanario de la iglesia y la otra en el edificio del bar de Can Putxet. «Hace dos años que tenemos problemas con las antenas y está claro que queremos telefonía móvil en Lloret, pero con los mínimos perjuicios para el pueblo», explica el concejal del PSOE Sebastià Amengual. El Consistorio está estudiando colocar todas las antenas de telecomunicaciones juntas cerca de la zona de equipamientos de sa Comuna. «Queremos que todas las antenas se instalen en un mismo espacio y que los ingresos, así, vayan a parar al pueblo» dice el alcalde Joan Jaume (PP).

Uno de los problemas que plantea esta solución, por otra parte, es que la iglesia perdería su mayor fuente de ingresos que es la antena que la empresa AMENA tiene instalada en el campanario. «La verdad es que si nos quitan los ingresos de la antena tendremos que plantearnos de nuevo la economía de la iglesia, ya que los ingresos que provienen de la parroquia, en un pueblo pequeño como Lloret, son reducidos», comenta el rector de Lloret Antoni Riera. El alcalde de Lloret conoce el problema de cerca y dice estar dispuesto a buscar una solución conjunta. «Sabemos que las antenas suponen el cincuenta por ciento de los ingresos de la parroquia y que habrá que buscar ayudas para garantizar la conservación de la iglesia».

Actualmente, las dos antenas de telefonía móvil ubicadas en el casco urbano funcionan con licencia de instalación pero sin licencia de actividad. Desde el PSOE, Sebastià Amengual advierte que esta situación debe regularse cuanto antes. «El problema de las antenas tiene ya más de dos años de historia y provocó incluso la movilización de algunas personas durante el verano pasado». El alcalde de Lloret, Joan Jaume, insiste en que las antenas, según los técnicos, no necesitan licencia debido a la baja frecuencia que desprenden. Aún así, desde el Consistorio están dispuestos a avanzar cuanto antes en la solución definitiva para el tema y realizar las gestiones oportunas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.