Dos muertos a causa de dos accidentes de tráfico en Alaró y Bunyola

Un hombre de 88 años falleció en Son Dureta a causa de las lesiones sufridas en otro siniestro

|

Valorar:
Nunca vista

Miquel Petro, vecino de Alaró y de 22 años, perdió el control del vehículo y se empotró contra el autobús lanzadera que une Alaró con la estación de ferrocarril de Consell. «De repente vi salir el coche de una curva; iba totalmente de lado y no pude hacer nada para esquivarlo», comentó Joan Arbós, que conducía el autobús a bordo del cual viajaban unos ocho o nueve pasajeros. El impacto fue muy fuerte y fracturó la luna delantera del autobús. Luego el coche se empotró contra una pared y rebotó, estrellándose contra la parte lateral derecha del autobús.

El joven falleció en el acto, mientras que dos personas que viajaban en el autobús resultaron heridas leves. Se trata del propio conductor, que se produjo una herida en la mano y una fuerte contusión en las cervicales, y de una de las pasajeras, que ayer por la tarde tenía un fuerte dolor en la espalda.

Al lugar asisitieron la Guardia Civil de Tráfico, Policía Local de Alaró y dos camiones de bomberos del parque de Inca, que extrajeron el cuerpo del joven del interior del vehículo. También asistieron una UVI del 061 y el médico de Binissalem, que no pudieron hacer nada para salvar la vida del joven, que falleció en el acto.

El segundo siniestro tuvo lugar sobre las 19.00 horas en la carretera de Sóller, dentro del término municipal de Bunyola, en la rotonda situada unos metros antes de la entrada al túnel de Sóller. Un coche y un ciclomotor en el que viajaba Antonio Morro, de 20 años, chocaron. El motorista falleció a causa del grave impacto

Por otra parte, un hombre de 88 años de edad que fue atropellado el pasado 13 de enero en las inmediaciones de Son Bonet, en Marratxí y que atiende a las iniciales J.C.B., murió el martes en Son Dureta debido a la gravedad de las lesiones sufridas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.