Un mercado autóctono

|

Valorar:
preload
292

12-08-2014

Sant Rafel es el único pueblo de Eivissa declarado como  ‘zona de interés artesanal’. Su mercadillo de los jueves rinde buena cuenta de los productos hechos a mano que se cultivan y fabrican en esta isla.

Productos ecológicos, jabones naturales, pintura artística en forma de cuadros, aceites naturales, frutos de la tierra, accesorios hechos a mano de diversos materiales y cerámicas son algunas de las cosas que puedes adquirir en este mercado, conocido tanto a nivel nacional como internacional. Según dijo uno de los mercadilleros, Toni El Mahonés, «este mercado es una maravilla». «Estoy muy contento de poder exponer los productos naturales que yo mismo produzco en mi terreno de Santa Agnès», explicó.

Mila García también participa en este mercadillo. «Soy artesana y puse mi puesto en este mercado porque me dijeron que era auténtico, de artesanía de verdad», señaló Mila, para quien «el Ayuntamiento de Sant Antoni se porta muy bien y nos ofrece muchas posibilidades a la hora de exponer nuestros productos  al público que nos visita». «Además, se trata de un servicio gratuito para el visitante y para nosotros», añadió.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.