10 años al servicio de los ibicencos

| Eivissa |

Valorar:
preload
305

15-05-2015

Ayer se cumplió el décimo aniversario de la ordenación episcopal del Obispo de Eivissa y Formentera, Vicente Juan Segura, que ha estado durante estos 10 años al servicio de los fieles de las Pitiüses y ha formado parte de la historia de las islas con su presencia en actos de vital importancia para la sociedad pitiusa.

Para conmemorar esta década, ayer el obispo presidió la celebración de una misa en la Catedral de Eivissa a las 12.30 horas acompañado por el cabildo catedralicio. Luego por la tarde presidió la celebración de la eucaristía en la parroquia del Salvador de la Marina.

Vicente Juan Segura fue nombrado obispo de Eivissa por el entonces Papa de Roma, Juan Pablo II el 22 de enero de 2005, pero no recibió la ordenación episcopal hasta el 14 de mayo de ese mismo año. Ese día, Vicente Juan Segura recibió la ordenación oficial de las manos de Leonardo Sandrí, en aquel entonces sustituto de la Secretaría de Estado de Su Santidad y que, a día de hoy, es cardenal prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales. Fue en la catedral de Eivissa y en el oficio participaron 24 obispos, así como autoridades y fieles de las Illes Balears y Valencia.

Ese mismo día y en la misma celebración, tomó posesión de la Diócesis de Eivissa, convirtiéndose así en el obispo número 13 de la historia de Eivissa y Formentera.

Vicente Juan Segura sustituyó en el cargo al también valenciano Monseñor Agustín Cortés Soriano, quien había sido obispo de Eivissa desde 1998 hasta septiembre de 2004, año en el que Juan Pablo II le destinó a dirigir los designios de la recién creada Diócesis de Sant Feliu de Llobregat.

El actual obispo nació hace 59 años en Tabernes de Valldigna, Valencia. Cursó sus estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Valencia y en el Real Colegio Seminario del Corpus Christi y es Doctor en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino, en Roma, y Doctor en Derecho Civil por la Universidad de Valencia. El 24 de octubre del año 1981 fue ordenado sacerdote y su primer destino, hasta 1985, fue el de vicario Parroquial en San Antonio Abad, en la localidad valenciana de Cullera, perteneciente a la Archidiócesis de Valencia. Ese mismo año se marcha a Roma para realizar hasta 1988 estudios diplomáticos en la Academia Pontificia Eclesiástica, y una vez terminados, el 1 de julio de ese mismo año entra a formar parte del Servicio Diplomático de la Santa Sede.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.