Día grande de fiesta en Puig d’en Valls

| Eivissa |

Valorar:
preload
309

17-05-2015

Puig d´en Valls se echó ayer la calle para disfrutar de la celebración del día grande de sus fiestas populares. Un gran número de personas, vecinos y visitantes, se dieron cita a primera hora de ayer en las inmediaciones de la parroquia de la localidad para disfrutar de los actos festivos programados.

A las 11.00 de la mañana, el Obispo de la diócesis de Eivissa y Formentera, Vicente Juan Segura, hizo los honores presidiendo los actos litúrgicos ante los fieles reunidos en el templo parroquial. Tras la solemne misa, tuvo lugar la procesión de las sagradas imágenes de San Pedro y de Nuestra Señora Santa María Madre de la Iglesia, por las calles aledañas al templo. Una vez finalizada la procesión, el numeroso público reunido en Puig d´en Valls, pudo disfrutar de un completo programa de actos, que comenzó con una exhibición de bailes tradicionales, a cargo de la Colla de Puig d´en Valls y els Xacoters de sa Torre. En este sentido, María Costa, vecina de Puig d´en Valls, declaró que «estas fiestas son muy bonitas. Este es un día grande para todos nosotros, porque son momentos para disfrutar y para encontrarnos con mucha gente conocida».

A continuación, todos los presentes en la jornada festiva de ayer, pudieron saborear con delectación una degustación de las típicas orelletes, acompañadas por una copa de vino de la tierra, en la que se repartieron más de 600 porciones de forma gratuita.

A este respecto, Toni Marí, socio de la comisión de fiestas de Puig d´en Valls, quiso destacar «el buen ambiente que ha habido todos estos días y los muchos visitantes que han venido para interesarse por conocer nuestras fiestas durante todo el fin de semana. Es una satisfacción para todos nosotros el hecho de comprobar que estas fiestas año a año van a más»

Poco después, y ante la expectación de los presentes, se desarrollo el desfile de carros tradicionales, en el que tomaron parte un total de 16 enganches, con tiros de mulos y caballos, que estuvieron escoltados en el recorrido por varios jinetes.

Unos actos vinculados a las tradiciones del pueblo, que van consolidándose año tras año, y que Mariano Ferrer Torres, natural de Puig d´en Valls, calificó de «muy atractivos, sobre todo para las personas de fuera que nos visitan, ya que para la gran mayoría nuestras costumbres les son desconocidas, y todo esto les llama mucho la atención por su originalidad».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.