Un best seller nacional sobre la tolerancia, la amistad y el amor

| | Eivissa |

Valorar:
preload
El autor catalán ayer por la mañana en la céntica Plaza del Parque de Eivissa. Foto: TONI ESCOBAR

El autor catalán ayer por la mañana en la céntica Plaza del Parque de Eivissa. Foto: TONI ESCOBAR

11-11-2015

Jordi Verdaguer Vila-Sivill (Barcelona, 1968), presenta mañana en Districte Hipérbole a las 20.00 horas su exitosa novela Azahares de Granada (Editorial Seleer). Y el viernes, hará lo propio a la misma hora, en la biblioteca Marià Villangómez de Sant Francesc, Formentera.

Se trata de dos nuevas paradas en la gira que está llevando a cabo este abogado, profesor, miembro del Consejo Nacional del partido político Unió Democràtica de Catalunya, simpatizante de Sociedad Civil Catalana, y escritor barcelonés con su primera novela, todo un éxito de ventas que ya va por la sexta edición.

Un trabajo que, según explicó ayer el propio Verdaguer a este periódico, comenzó a gestarse cuando era profesor en Damasco, capital de Siria. «Escribir es algo que siempre he llevado dentro, y yo empecé con esta novela pensando en mí y en una novia que tenía allí, sin ningún ánimo de publicarla, hasta que después de tenerla guardada en un cajón varios años y de regreso a Barcelona alguien me animó a hacerlo», resumió el autor con una gran sonrisa.

El resultado final fue Azahares de Granada, un trabajo que navega con gran soltura por los géneros de la novela histórica y la novela de aventuras, y que está ambientada en los últimos años de la presencia musulmana en la Península. Precisamente, en la elección del tema también tuvo mucho que ver su residencia en Damasco ya que allí se dió cuenta «del aprecio que tienen los sirios a los españoles, entre otras cosas porque no hay que olvidar que en aquella época, aunque vivíamos en la Península Ibérica, teníamos la capital en esa ciudad».

Finalmente, tras casi cuatro años de investigación y documentación decidió que los protagonistas de la historia fueran tres jóvenes mozárabes a los que se les encarga recuperar un tesoro perdido cuando los musulmanes invadieron España. Juntos vivirán distintas aventuras mientras tienen que hacer frente a sus diferencias de educación, costumbres y religión. Algo que, según Jordi Verdaguer se convierte en «un homenaje a la amistad, al amor y a la felicidad».

Igualmente, el escritor aseguró ayer que la novela es también un ejemplo de la «tolerancia» que se vivió en la Península hace seis siglos, cuando convivían cristianos, musulmanes y judíos en relativa normalidad, «unidos por la idea de la resurrección, común en todas las religiones».

Situación en Catalunya

Una situación que el propio autor, nacido en Barcelona, lamenta no se pueda vivir actualmente en Catalunya. «Es increíble y hasta surrealista lo que vivimos allí desde hace tiempo, provocándose situaciones tan disparatadas como que a mí, cuando presenté mi libro en Madrid acompañado del Delegado de la Generalitat en la capital y del embajador de Armenia, me llamaran para amonestarme por no haberlo hecho en Barcelona siendo miembro del Consejo Nacional de Unió Democràtica de Catalunya».

Algo que sin embargo no desanimá a Jordi Verdaguer en su faceta creativa. Y es que a pesar de que no sabe de donde saca el tiempo para todo, ya tiene preparada otra novela sobre Filipinas que será prologada por la Academia de la Lengua Española en Manila y otra sobre Barcelona. Eso sí, de momento, sobre el argumento de ambas, el más profundo secreto.


LAS CITAS

Presentaciones. Jordi Verdaguer presenta su novela mañana y pasado en Eivissa y Formentera. La primera cita es en Districte Hipérbole de Eivissa a las 20.00 horas y la segunda, en la biblioteca Marià Villangómez de Sant Francesc a las 20.00 horas.

 

 

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.