Una revolución de creatividad de la mano de Shingo Sato

|

Valorar:
preload
344

13-06-2017 | DANIEL ESPINOSA

Tensión, nervios y mucha dedicación era lo que se respiró este martes (13 de junio) durante la masterclass impartida por Shingo Sato en las aulas de patronaje de la Escola d’Arts i Oficis d’Eivissa. La clase intensiva, que se llevó a cabo desde las 10.00 de la mañana hasta las 19.00 horas, contó con 30 asistentes entre los que se hallaban alumnos, exalumnos y grandes diseñadores locales como Tony Bonet y Antonia Riera. El encuentro se organiza como si de un programa de Masterchef se tratara y donde el tiempo apremia. Sato reúne a los alumnos en una mesa, les da las indicaciones necesarias y cada uno vuelve a su mesa de trabajo a realizar la labor y un asistente del diseñador va recorriendo el espacio para solventar dudas.

Gisela Fortuna, representante de Shingo Sato en España, comentó a PERIÓDICO de IBIZA Y FORMENTERA que durante los dos días del workshop los alumnos disfrutarán de este taller de patronaje experimental en el que Sato transmite sus conocimientos y secretos sobre este nuevo sistema de patronaje que no necesita medidas, «es muy intuitivo, como si fuera una aplicación móvil ya que todo el mundo lo puede hacer. Es convertir en accesible el mundo del patronaje y devolverle la creatividad que se le había quitado con cuatro años de estudio y de medidas. En un momento todo el mundo puede hacer cosas con este sistema de Sato».
El secreto de este método de Reconstrucción Transformacional consiste en que «él no diseña en plano, diseña directamente sobre el volumen del cuerpo o sobre el maniquí. Con una base de patrón empieza a dibujar, recorta, le pone costura y cose. Son cosas que cuando las ves parecen muy complicadas pero una vez que él lo explica se pueden hacer en unos 15 minutos». Durante el workshop de ayer la meta era hacer hasta 8 piezas cada uno, «se llevan delanteros y una falda ya hecha», comenta Fortuna. El objetivo de estos workshop es «unir la empresa y la escuela, por eso encontramos entre los asistentes alumnos, profesores y profesionales del sector», cuyos trabajos quedan expuestos una vez al año en Madrid con un desfile de los diferentes trabajos de distintos puntos de España realizados con su técnica donde se puede apreciar la gran versatilidad de innovadora técnica.

Una de las asistentes, Yolanda Correllero, alumna del primer curso de la Escola d’Arts, comentó que «es una experiencia importante y una gran oportunidad. Nos saca de lo que estamos acostumbrados, del patrón en plano y nos abre un poco la mente a otras alternativas. Lo explica todo de manera bastante fácil y aunque se nos junta con las entregas de fin de curso había que aprovecharlo».

Por su parte, Tony Bonet aseguró que había asistido a la masterclass porque «cada día hay que aprender cosas, nadie lo sabe todo y hay que actualizarse... Shingo Sato tiene una forma de patronar muy particular y hay que practicarla con una eminencia del patronaje como es él». Aunque coincidió con Antonia Riera de Ibimoda en que «hay que tener una buena base de patronaje, montar una buena manga, un cuerpo, etc». Bonet recordó que «es primordial para un diseñador tener una buena base de patronaje. Si no lo sabe, si no sabe hacer sus muestras algo falla».

Riera apuntó durante el taller que la técnica es como «hacer las piezas de una casa, trabajas las curvas y las rectas e intentas encajar las piezas... Es interesante ver cómo hacen las cosas en la otra punta del mundo».

Estos talleres experimentales forman parte de una gira por España en la que el diseñador japonés forma a los asistentes en un primer nivel de su sistema que se espera continúe el año que viene para realizar una segunda parte del mismo, compartiendo más secretos de patronaje y tratando de cumplir su objetivo de que «el alumno supere al maestro», asegura Fortuna.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.