Pequeñas bestias se convierten en joyas actuales

| Inca |

Valorar:
preload
La diseñadora de joyas ultimaba ayer los últimos preparativos de la muestra.

La diseñadora de joyas ultimaba ayer los últimos preparativos de la muestra.

10-03-2010 | Antoni Pol

El convento de Sant Domingo de Inca acogerá esta tarde, a partir de las 19.30 horas, la inauguración de El camí de les petites bísties, la primera exposición de joyería contemporánea de la joven diseñadora inquera Maria Magdalena Garcies. Un total de 26 joyas (collares, pendientes, agujas, etc.) elaboradas de manera artesanal se convertirán en los protagonistas del acto.
Con la muestra, Garcies pretende enseñar al público las diferentes etapas del camino de la existencia. Para hacerlo, se ha servido de tres animales muy presentes en la vida cotidiana de los mortales: la gallina, la vaca y el cerdo. Según manifestó la joven diseñadora, «estas criaturas sufren un proceso metamórfico irónico que se inicia cuando nacen y finalizan cuando son marcadas y obligadas a convertirse en hamburguesas».
La muestra se podrá visitar hasta el próximo 11 de abril.
Pese a que sólo tiene 27 años Maria Magdalena Garcies se está consolidando como una de las diseñadoras de joyas más prometedoras en el panorama artístico balear. En 2006 (cuando todavía era una estudiante) y 2007 ganó el prestigioso galardón Eurobijoux Or, distinción que se otorga a los mejores diseñadores que participan en la feria internacional de bisutería. La exposición cuenta con el apoyo del Ajuntament d'Inca, que ha cedido la sala, y del Centre Bit, que ha colaborado en la edición de carteles y en el montaje de la muestra.