Gala de famosos por el 80 cumpleaños de Gorbachov

| Londres |

Valorar:
preload
El líder político ruso Mikhail Gorbachev (i) saluda al presidente de Israel, Shimon Peres (c) y a la actriz estadounidense Sharon Stone (d) al llegar a una gala benéfica en Londres (Reino Unido) para celebrar los 80 años de Gorbachev y recaudar fondos para fundaciones que luchan contra el cáncer, entre ellas la organización Raisa Gorbachev, que lleva el nombre de su fallecida esposa.

El líder político ruso Mikhail Gorbachev (i) saluda al presidente de Israel, Shimon Peres (c) y a la actriz estadounidense Sharon Stone (d) al llegar a una gala benéfica en Londres (Reino Unido) para celebrar los 80 años de Gorbachev y recaudar fondos para fundaciones que luchan contra el cáncer, entre ellas la organización Raisa Gorbachev, que lleva el nombre de su fallecida esposa.

30-03-2011 | Efe

Muchas caras famosas y una representación de ex dirigentes políticos de todo el mundo participaron anoche en el Royal Albert Hall de Londres en la gala organizada para conmemorar el 80 cumpleaños del ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov.

La gala dio a conocer los nombres de los primeros ganadores de los «Galardones Gorbachov», que distinguió la tarea del inventor de internet, Tim Berners-Lee, el fundador del canal estadounidense de noticias CNN, Ted Turner, y el ingeniero keniano de 25 años Evans Wadongo, inventor de una linterna que funciona con energía solar.

«Estas tres personas, a su manera, han cambiado el mundo para los hombres y las mujeres, influyendo en la vida de todos. Todos y cada uno de ellos tiene la capacidad de marcar la diferencia y los Galardones Gorbachov se han creado para ellos y para servir de inspiración a los demás, para que también lo intentemos», dijo el ex presidente soviético al presentar estos reconocimientos.

El ex primer ministro británico John Major, el ex presidente polaco Lech Walesa, el canciller alemán Gerhard Schroeder y el ex gobernador de California Arnold Schwarzenneger pusieron la nota política en una noche que fue sobre todo un acto social para rendir homenaje al «padre de la perestroika», rodeado de su familia.

La gala, presentada por los actores estadounidenses Kevin Spacey y Sharon Stone, tuvo también un fin benéfico y contó con la participación sobre el escenario de artistas tan dispares como la soprano galesa Katherine Jenkins, la ex Spice Girl Mel C, y los cantante Brian Ferry y Shirley Bassey.

Compartieron el escenario con la Orquesta Sinfónica de Londres, el baritono ruso Dmitryi Hvorostovsky, las estrellas del rock Andréi Makarevich y Mashina Vremeni y el coro Turetsky, fundado por el director Michael Turetsky en la sinagoga central de Moscú.

El homenaje recorrió «las siete etapas de la vida del señor Gorbachov», como lo definieron los organizadores, incluida su infancia, su meteórica carrera política, la «perestroika» que cambió el mundo y sus esfuerzos internacionales en favor de la paz.

El hombre que precipitó con sus reformas el colapso del Telón de Acero y que ganó el premio Nobel de la Paz cumplió 80 años el pasado día 2, pero la celebración tuvo que esperar hasta hoy para hacer coincidir las agendas de todas las personas involucradas.

Los organizadores esperaban recaudar 5 millones de libras (5,6 millones de euros), que se destinarán a proyectos de la Fundación Raisa, creada en recuerdo de la fallecida esposa de Gorbachov, y de la organización de lucha contra el cáncer Macmillan Cancer Support.

El eclecticismo de la gala quedó de manifiesto con la presencia de las actrices Goldie Hawn y Milla Jovovich, el seleccionador de fútbol de Inglaterra, el italiano Fabio Capello, el cantante canadiense-estadounidense Paul Anka y el futbolista ruso del Arsenal Andréi Arshavin.

El Royal Albert Hall recibió también al grupo alemán de rock The Scorpions, que interpretó «Wind of Change», el tema que sirvió de inspiración durante los vientos de cambios en el desaparecido bloque comunista europeo entre las décadas de 1980 y 1990.

Ted Turner, a su llegada al Royal Albert Hall, definió a Gorbachov como la persona que «acabó pacíficamente con la Guerra Fría, que dejó a las repúblicas de la Unión Soviética irse democráticamente porque querían hacerlo, y que evitó la muerte de millones de personas y que hubiera otra Guerra Mundial».

«Y eso no es todo lo que hizo, es solo una parte», declaró.

Walesa destacó que «Gorbachov se dio cuenta en aquella época de que para pensar en el comunismo había que reformarlo; intentó reformar el sistema en el que creía».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.