Piden que se reabra el caso de la muerte de la actriz Natalie Wood

Los Ángeles |

Valorar:
preload
416

09-03-2010

Lana Wood, hermana de Natalie Wood, y el capitán del yate en el que se encontraba la actriz en el momento de su muerte han pedido a las autoridades del condado de Los Angeles (California) que se reabra el caso.

Natalie Wood, protagonista de títulos como «Esplendor en la hierba» o «West Side Story», se ahogó en noviembre de 1981 en las aguas próximas a la costa de Isla Catalina (California) y su muerte fue un «accidente», según la investigación policial.

Pero para Lana Wood quedaron cabos sueltos. En declaraciones a la cadena CNN, explicó que cree que una fuerte discusión en la cubierta del yate entre su hermana y Robert Wagner, su esposo, precedió a la muerte de Natalie Wood, aunque no considera que hubiera un forcejeo físico.

«Sólo quiero que salga a la luz la verdad, la historia real», dijo.

Dennis Davern, capitán del yate, llamado «The Splendour», rompió su largo silencio de décadas con todos los detalles de lo sucedido en «Goodbye Natalie, Goodbye Splendour», un libro que escribió junto a su amigo Marti Rulli, que fue publicado en septiembre.

Davern también sostiene que la muerte de Wood fue resultado directo de una pelea con Wagner, con quien se casó por primera vez en 1957 y se divorció en 1962.

Ambos contrajeron matrimonio y tuvieron hijos con otras personas, pero reanudaron la relación en 1972. Su hija en común, Courtney, nació dos años después.

El actor Christopher Walken acompañaba al matrimonio en el yate el día de la muerte de Wood. Walken y ella acababan de filmar «Brainstorm» y se rumoreaba que Wagner estaba celoso de la relación amistosa que ambos mantenían.

Wagner admitió este extremo en su libro «Pieces of My Heart» y reconoció que discutió con Wood.

Sin embargo, la teoría oficial de la policía es que la actriz se despertó en mitad de la noche, se resbaló y cayó el agua.

La hermana de Wood reconoció que la actriz le tenía pánico al mar abierto y que no era una experta nadadora.