Arancha Sánchez Vicario espera su segundo hijo

| Madrid |

Valorar:
preload
La ex tenista Arancha Sánchez Vicario, de vacaciones en Eivissa el año pasado.

La ex tenista Arancha Sánchez Vicario, de vacaciones en Eivissa el año pasado.

11-09-2010 | MANOLIN ARTIGAS

Como una «privilegiada» se siente Arancha Sánchez Vicario, que ha confesado estar en su mejor momento al tener a su lado a la persona «que más quiere», su marido, el empresario Josep Santacana, a una hija maravillosa y a la espera de otro hijo. La ex tenista, embarazada de cuatro meses, espera el nacimiento de su bebé para finales de octubre o comienzos de noviembre.

La pareja, que contrajo matrimonio el 13 de septiembre de 2008, ha anunciado en una entrevista a la revista `Hola! lo ilusionados que se sienten con la ampliación de su familia, por ser un hijo muy deseado. Mientras Arancha ha asegurado que no se ha equivocado en que Josep era un buen padre, éste la ha elogiado como «la mujer y madre ideal».

Por el momento, la extenista se encuentra en perfecto estado de salud, al igual que en su primer embarazo. Confiesa no tener náuseas, ni mareos y, aparte de hacer vida normal, incluso hace deporte. «Así da gusto quedarse embarazada», afirma Arancha.

Hace dos años ya fueron padres de una niña llamada Arancha, una hija «diez». La pequeña, a la que han definido como «muy cariñosa y sociable», ya va intuyendo la llegada de su hermano, pues le acaricia la barriguita a su madre mientras le explican lo que ocurre. De ella ha destacado su fuerte carácter. «Es parecidísima a mí», ha asegurado su madre. Por ahora, la niña muestra interés por el tenis, ya que juega a imitar los movimientos de los tenistas de la tele, pero su madre respetará su decisión de si sigue o no sus pasos.

Pese a que la maternidad le ha cambiado la vida y sus prioridades, la ex tenista está encantada y feliz, pues el día en el que nació su primera hija se emocionó y sintió «una sensación maravillosa que no se puede expresar con palabras».

Tanto Arancha como Josep han confesado ser muy «niñeros» y unos buenos padres, a la vez que han asegurado que no han notado cambios en su relación sentimental con la llegada de la pequeña Arancha sino al contrario, hablan más y están más tiempo juntos. Aunque la pareja tienen varias opciones de nombres para su segundo hijo, de momento sólo saben que no se llamará como Josep, ya que el padre considera que es un nombre muy visto y prefiere elegir otro.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.