«La duquesa», la intensa vida de Cayetana de Alba llega a Telecinco

| Madrid |

Valorar:
preload
Foto de archivo de la Duquesa de Alba.

Foto de archivo de la Duquesa de Alba.

11-11-2009 | Efe

El palacio de Liria, residencia de la Casa de Alba en Madrid, ha abierto por primera vez sus puertas a un rodaje con «La duquesa», miniserie que hoy estrena Telecinco sobre la vida de la aristócrata Cayetana de Alba, una mujer que «se pone el mundo por montera», como la define la actriz Adriana Ozores.

Irene Visedo y Adriana Ozores recrean respectivamente la juventud y la madurez de Cayetana Fitz-James Stuart -catorce veces grande de España y poseedora de 44 títulos nobiliarios, una cifra sin par en el mundo-, en esta película para televisión, de 150 minutos de duración y cuyo primer capítulo estrena mañana Telecinco (22:00 horas).

Pese a tanto boato, la serie que aborda la vida de la heredera del histórico ducado, bautizada hace 84 años en el Palacio Real con el rey Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia como padrinos, se detiene también en su intensa faceta de esposa y madre, con dos matrimonios y seis hijos a su cargo.

No obstante, según avanzó su director, Salvador Calvo, en la presentación del rodaje, «La duquesa» abordará también aspectos menos conocidos de la Casa de Alba, «como la pérdida de sus títulos durante la II República, el exilio, el retorno a España y su relación con Franco».

El primer capítulo muestra la infancia de la duquesa, marcada por la pérdida de su madre desde muy joven y los viajes por todo el mundo junto a su padre, Jacobo Fitz-James, interpretado por el actor Manuel de Blas; y se cierra con su boda con Luis Martínez de Irujo (Roberto Enríquez), en 1947.

La segunda entrega narra su vida familiar junto a sus seis hijos (Carlos, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia) tras enviudar en 1972, y culmina con su boda en marzo de 1978 con Jesús Aguirre (Carlos Hipólito), su segundo esposo.

En estos años de su vida, la duquesa de Alba «se puso el mundo por montera» para «romper con los convencionalismos» que su educación aristocrática le imponía, apelando a su carácter «vitalista», explicaba Adriana Ozores durante la presentación del rodaje.

La dicotomía entre la educación victoriana que la joven duquesa recibió en Inglaterra y su faceta más bohemia, «la de una mujer que pinta o baila flamenco, es lo interesante de un personaje así», explicaba Ozores.

A Irene Visedo, que interpreta a la duquesa joven, el personaje le parece «precioso», aunque no tiene «más misterio que otro cualquiera» y «se trata -dice- de documentarse bien».

El primogénito de la Casa de Alba, Carlos Martínez de Irujo, dio luz verde al proyecto de Ficciona Media para Telecinco, cuyos guiones -firmados por Antonio Hernández Centeno y Carmen Pombero- se han basado en dos libros de la periodista Concepción Calleja, únicas biografías autorizadas por la aristócrata.

«Nos circunscribimos a la historia», explicaba Adriana Ozores sobre las tramas de esta «tv movie», y recalcaba que muestra sobre todo cómo Cayetana de Alba decidió deshacerse de «esa especie de coraza que la obligaban a llevar, y hacer lo que su corazón le pedía».

El palacio de Liria, un edificio neoclásico del siglo XVIII, ha sido testigo por primera vez en su historia de un rodaje, en concreto sus jardines, su vestíbulo y su biblioteca, con la intervención de 550 figurantes y el apoyo de la historiadora Concha Calleja y del reputado bailarín Primitivo Daza, que en la ficción encarna al profesor de flamenco de la duquesa.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.