Marco Asensio, el chico de oro

| | Palma |

Valorar:
Visto 156 veces
preload
El futbolista internacional mallorquín Marco Asensio intenta superar la defensa de Iago Aspas durante un entrenamiento de la selección española, ya en Rusia.

El futbolista internacional mallorquín Marco Asensio intenta superar la defensa de Iago Aspas durante un entrenamiento de la selección española, ya en Rusia.

09-06-2018 | STRINGER

Dieciséis años después, un futbolista mallorquín desfilará por la pasarela de un Campeonato del Mundo. Marco Asensio Willemsen (Calvià, 1996) cogerá el testigo de Miquel Àngel Nadal en un Mundial para convertirse en el segundo jugador nacido en las islas que participa en la mejor competición a nivel de selecciones del planeta.

Asensio irrumpe en Rusia’2018 como un jugador top. Hace menos de cuatro años, el Real Madrid apostó por un chaval desconocido de 17 años que brillaba en Segunda con el Mallorca. Abonó 3’7 millones de euros. En la actualidad, Florentino Pérez ha rechazado ofertas de 150 millones por un jugador nacido para triunfar. ‘Marco vale 700 millones. Ni un euro menos’, ha afirmado el presidente del Real Madrid…

Hace cuatro años, en la antesala de anterior Mundial, Marco Asensio Willemsen (Palma, 1996) apenas se había asomado por la Segunda División, aunque su zurda comenzaba a sembrar el pánico por los campos de plata. Todavía no había cumplido la mayoría de edad, pero Marco comenzaba a demostras las cualidades que desde niño le convirtieron en alguien ‘especial’. De padre bilbaíno y madre holandesa —falleció en 2011— , Marco comenzó a recibir elogios con el Son Ferrer de fútbol sala hasta que dio el salto a fútbol 11 con el Platges de Calvià. Sus diabluras en los escalones inferiores llamaron la atención de los principales ojeadores de la Isla y el Mallorca echó sus redes cuando tenía 10 años. Aunque, por edad, debía militar en alevín, el pequeño Marco comenzó vestido de bermellón en el infantil B porque el club balear no tenía equipo de la categoría inferior.

Un genio: Goles olímpicos, ruletas a ‘lo Zidane’, regates imposibles… la carrera del pequeño Asensio en las catacumbas de Son Bibiloni iba a toda velocidad. Después de destacar en juveniles, Pep Alomar apostó por él en la campaña 2013-14 cuando el Mallorca B militaba en Tercera División. Humilde y trabajador, Marco destacaba por encima de todos. Trabajada como el que más y con el balón pegado a su zurda, comenzaba a llamar la atención de los técnicos del primer equipo.

El Mallorca se despeñó por el acantilado de la Primera División tras dieciséis temporadas consecutivas. José Luis Oltra asumió el reto de intentar devolver al equipo a la máxima categoría. No le fueron bien las cosas al técnico valenciano, pero siempre quedará para la hemeroteca que fue el entrenador que le dio la alternativa en el Mallorca. «En el club tenía muy buenos informes de él y yo solo pasé por allí. Cualquiera le hubiera hecho debutar. Lo tiene todo y sobre todo humildad», apuntó Oltra en su día. Fue el 27 de octubre de 2013 en El Colombino. Entró por Geromel —también mundialista en Rusia— en el minuto 84 con el Mallorca perdiendo 2-1. En su primer balón que tocó se inventó un pase a ‘lo Laudrup’ que dejó a todos los presentes boquiabiertos.

Apenas necesitó un puñado de apariciones para llamar la atención de los grandes. Varios equipos de la Premier, Barcelona y Real Madrid llamaron con fuerza a su puerta. Después de unas rápidas negociaciones y aprovechando la extraña situación contractual de Marco en el Mallorca, Florentino Pérez hizo caso a sus asesores para abonar 3’7 millones de euros por la perla de Calvià. Era diciembre de 2014 y Asensio se quedó cedido en el equipo bermellón hasta el final de aquella campaña.

Aquel verano de 2015, ya como jugador del Real Madrid, Asensio explotó para liderar a la selección europea sub-19. ‘Es un placer para la vista’ señaló entonces Vicente del Bosque. Su nombre ya comenzaba a sonar por todos los rincones del mundo futbolístico. El Real Madrid optó por cederle al Espanyol y en el equipo blanquiazul recolectó kilómetros y experiencia en Primera.

La eclosión: En la temporada siguiente, 2016-17, Zinedine Zidane se lo quedó para la primera plantilla. A pesar del excedente de futbolistas de primer nivel, ‘Zizou’ se negó a abrirle la puerta de salida y le dio dorsal. Marco no le decepcionó. El técnico francés le hizo debutar por todo lo alto. Fue titular en la Supercopa de Europa frente al Sevilla el 9 de agosto de 2016. Marcó. También vio puerta en su estreno en la Liga, en la Champions y en la Supercopa de España. Cerró el curso por todo lo alto participando en la conquista de la Duodécima con un gol a la Juventus. En los albores de esa campaña, Julen Lopetegui le dio la alternativa en la selección absoluta ante Liechtenstein. Entró por Vitolo en el minuto 79, cerrando así las puertas al combinado holandés, que le iba detrás por la descendencia de su madre.

Otra Champions. En la temporada recién finalizada, Asensio volvió a destacar en los partidos grandes e hizo historia la convertirse en el primer futbolista mallorquín con dos Copas de Europa en sus vitrinas. Todavía tiene 22 años y se presenta en Rusia como uno de los futbolistas con más futuro. Incluso como un futuro ‘Balón de Oro’. Marco Asensio toma el relevo de Miquel Àngel Nadal, que defendió la camiseta de la selección nacional en los Mundiales de 1994, 1998 y 2002. El futuro es suyo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.