La Simo

La Simo es una boutique con regusto vintage sujeta al ‘comercio circular’, en la que podremos adquirir ropa, bolsos y accesorios retro

Actividad: Tiendas de moda

Valorar:
preload
Simona y Fabrizio regentan este establecimiento situado en el corazón de Palma.

Simona y Fabrizio regentan este establecimiento situado en el corazón de Palma.

31-05-2018 | T. Ayuga

La Simo propone un nuevo concepto de comercio vintage, donde podrá vender y comprar ropa, bolsos, accesorios y otros objetos de diseño, en un ambiente relajado y con un asesoramiento personalizado.

Sujeta al concepto de economía circular, en La Simo (diminutivo cariñoso de Simona, su co-propietaria) podrá encontrar grandes firmas como Armani, Gucci, Christian Lacroix, Prada, Versace o Christian Dior; tanto en ropa de mujer como en un pequeño corner de hombre.

Desde su apertura, hace escasos meses, este establecimiento ha experimentando un crecimiento exponencial gracias «al boca a boca», apunta Fabrizio, co-propietario de La Simo. Muchos de sus productos están sin estrenar, incluso vienen con su etiqueta original, y otros pese a ser de segunda mano «parecen totalmente nuevos».

Los precios —señala Fabrizio— «son una locura, porque permiten al cliente encontrar piezas únicas a precios de escándalo». Ahí va un ejemplo gráfico: unas sandalias Missoni que en el mercado pueden alcanzar los 450 euros, aquí pueden comprarse por 100 euros. Esto es posible gracias a la filosofía que aplican a su negocio, que «consiste en permitir que la gente que tiene ropa y accesorios de firma que no utiliza, los traiga para dejarlos en depósito». Naturalmente, estos artículos han de estar «sin estrenar o en excelentes condiciones».

Dicha filosofía queda perfectamente recogida en un manifiesto con el que nos topamos al entrar a la tienda, en el que se puede leer: «El vintage es el futuro del pasado, un campo de creatividad para quien lo vende y lo compra. No existe nada fuera de moda. Un objeto vintage tiene una historia pasada y busca una historia presente».

La dirección de La Simo, que cuenta con una clientela de «nivel medio-alto», cuenta con una experiencia de más de un cuarto de siglo en el sector. De hecho, poseen otros establecimientos en Bari, Parma y otras ciudades italianas; además de una tienda en Murcia.