El «Via Crucis» de Moyà homenajeará al músico Elias Gil

La tradicional representación que se celebra en Viernes Santo en las escaleras de la Seu cumple veinte años

|

Valorar:
Nunca vista
preload
Bernat Pujol, director del «Via Crucis» y «L'Adoració dels Reis». Foto: TERESA AYUGA

Bernat Pujol, director del «Via Crucis» y «L'Adoració dels Reis». Foto: TERESA AYUGA

El próximo Viernes Santo se celebrará en las escaleras de la Seu, si el tiempo no obliga a cambiar de escenario como ocurrió en 2004, XX edición del «Via Crucis» de Llorenç Moyà, una representación dramática que, como sucede con «L'Adoració del Reis» de Ses Voltes, nació en 1986 a propuesta de Bernat Pujol y Adolfo Díez, de Taula Rodona, a Cort. Ambas se han convertido en dos citas ineludibles del calendario cultural y festivo organizadas por el Ajuntament de Palma. Este año, el «Via Crucis» rendirá homenaje a Elias Gil, músico de jazz que participó desde los inicios hasta su fallecimiento. Sus hijos han tomado el relevo. Bernat Pujol, actual director del «Via Crucis», señaló que el actor Angel Colomer, quien debutó en 2004 como Jesucristo, repetirá esta Semana Santa. Al igual que la cantante Vicky Pilniazeck, que pone la voz a los textos de Moyà y la música de Jaime Salom. Pujol también apuntó que «para no tener que improvisar un lugar si hace mal tiempo, como sucedió el año pasado, cuando tuvimos que representarlo en el zaguán de Cort, el Ajuntament intenta encontrar un escenario alternativo, que sería una iglesia».

De momento, el elenco, todos actores, comenzará los ensayos en las escaleras de la Seu, que cada Viernes Santo se llenan de público. «La gente ha respondido siempre de forma fantástica, incluso hay religiosas que lo siguen con verdadera devoción y nos felicitan al final», explicó Pujol. Aunque no siempre llueve a gusto de todos. «Parece que el año pasado llegó una carta quejándose de la desnudez del Cristo», dice. «Siempre hemos huido de la estética de procesión; creo que la austeridad, el trabajo de los actores, el texto y la dramaturgia son los que han conferido éxito al montaje; conectamos más con la estética passoliniana que la de Hollywood», señala Pujol. El «Via Crucis» surgió de la lectura de «unos poemas de Llorenç Moyà, en realidad muy autobiográficos y de sentido íntimo; el que cada uno coincidiera con una de las catorce estaciones nos dio pie a crear la dramaturgia».

Llorenç Moyà es un autor al que Pujol tiene «mucho cariño» y desde que «se fundó Taula Rodona siempre leímos sus textos». Moyà también es el autor de «L'Adoració del Reis», de la que cada seis de enero se puede disfrutar en Ses Voltes (Palma) desde hace 20 años. «Con este montaje retomamos una antigua costumbre que se había perdido, la de representar este auto sacramental en las plazas de los pueblos, por los vecinos, donde, además del texto, se resumían las noticias o hechos que habían caracterizado el año anterior». Estos comentarios de actualidad han pasado a ser en «L'Adoració» palmesana las 'morcillas' que cada uno de los improvisados actores introduce en su texto y que ni los directores de la obra, Pujol y Patricia Trapero, conocen hasta el día de la escenificación ante el público. «En los ensayos siempre reina un clima muy amigable entre los políticos de distinto signo que participan como actores y el día del estreno se las tiran unos a otros sin que suceda nada grave». Pujol añade que, tras 20 años de ambos espectáculos, «tenemos mucho material y hemos planteado que se podía hacer una exposición».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.