Fageda señala que la prostitución y los delitos menores dañan la imagen turística

El alcalde de Ciutat pide consenso sobre su documento de seguridad ciudadana

|

Valorar:
Nunca vista

El alcalde de Palma, Joan Fageda, volvió a mostrar ayer su preocupación por el daño que la prostitución y la pequeña delincuencia causan en la imagen turística de Palma. «Si esto continúa de esta manera, el año que viene podría ser totalmente incontrolable», dijo. Fageda presentó el pasado 16 de agosto un documento de trabajo sobre seguridad ciudadana que será debatido en la Junta Local Extraordinaria de Seguridad que se celebrará en septiembre.

En la presentación, Fageda destacó que el documento «será pionero para que los ayuntamientos turísticos podamos tener las herramientas necesarias para hacer frente a una nueva situación de aumento de la pequeña delincuencia y la prostitución», dijo, y señaló no disponer aún «de las competencias que nosotros querríamos para poder hacer frente a estos problemas», resumió. Fageda lamentó ayer las «malas interpretaciones» que se hicieron de su documento. Por lo que se refiere a las prostitutas, señaló que «tanto el Govern, como el Consell y Cort intentaremos cubrir todas las necesidades de tipo social de estas mujeres», indicó.

«Tenemos que ayudar también a que los inmigrantes que se encuentren en una situación precaria no lleguen a caer bajo la influencia de las mafias», continuó. «Hemos de facilitar la labor de los fiscales y los jueces. No se trata de que tengan que ser más duros, sino de que se pueda aplicar la ley con más pragmatismo, sobre todo en el caso de la reiteración de los pequeños delitos. Hay una laguna legal en este sentido», añadió Fageda, reconociendo que la modificación del Código Penal o de la Ley de Enjuiciamiento Criminal es una cuestión compleja. «El consenso es importantísimo», dijo. «Poder disponer de más policías no supone que estos problemas se puedan arreglar. Lo importante es poder tener en 2002 todas las plazas de fiscales cubiertas, así como disponer de un fiscal especial y un juez de maza», prosiguió.

Fageda señaló que considera necesario regular el ejercicio de la prostitución, y destacó que la más problemática es la callejera. «Una forma de regular la prostitución sería legalizarla. Ello no quiere decir que me pronuncie por la legalización. Regular quiere decir que sepamos exactamente a qué atenernos. La prostitución no está tipificada como delito», destacó. Fageda quiere celebrar a principios de 2002 un foro con diversos especialistas para debatir sobre todos estos problemas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.