La Agencia Tributaria balear detectó 41,3 millones de fraude en 2016

| Palma |

Valorar:
Visto 189 veces

La Agencia Tributaria de las Islas Baleares (ATIB) ha revisado 7.485 expedientes de liquidación de tributos autonómicos en 2016 de los que ha aflorado un fraude de 41.353.937 euros, ha informado este jueves la consellera de Administraciones Públicas y Hacienda, Catalina Cladera.

Del total de fraude, 6.534.400 millones son sanciones por incumplimiento detectadas en 554 expedientes, según la información sobre el ejercicio pasado del plan de prevención y lucha contra el fraude fiscal de la ATIB que ha dado a conocer hoy la consellera en una rueda de prensa.

Por impuestos autonómicos, 4.304 expedientes se han abierto en relación con el impuesto de transmisiones patrimoniales, de los que han aflorado 24.329.444 millones de fraude, un 5 % sobre la recaudación total en 2016.

Del impuesto de sucesiones y donaciones se han detectado 8.506.716 euros en 2.494 expedientes, lo que supone un fraude del 10 % del impuesto liquidado; y en el impuesto de patrimonio, de 52 expedientes se han recuperado 1.410.377 euros defraudados.

Cladera ha destacado que en 2015 Baleares fue la quinta comunidad en eficiencia inspectora, porque se hicieron aflorar 2,5 millones de euros por inspector, solo por detrás de Asturias, Madrid, Cataluña, Andalucía y Aragón, a la espera de poder conocer este dato en relación con el año 2016. La eficiencia inspectora ha mejorado, ya que en 2014 Baleares era la octava región, con unos 2,1 millones por inspector de promedio.

La directora de la ATIB, Maria Antònia Truyols, ha explicado que si bien en 2015 la cifra de fraude detectada fue más alta que en 2016, ya que llegó a 43 millones de euros, esa cifra incluía 5,5 millones de actuaciones en compraventa de oro e inmuebles de alto valor que en el pasado ejercicio se paralizaron a raíz de una sentencia que determinó que ese tipo de operaciones no tributan por el impuesto de transmisiones patrimoniales.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.