Horno San Antonio: «Los productos artesanales no tienen punto de comparación»

| Palma |

Valorar:
Visto 954 veces

El Horno San Antonio fue fundado en el año 1936 por Jaime Alemany Salvá.

25-06-2018 | M. À. Cañellas

El Horno San Antonio fue fundado en el año 1936 por Jaime Alemany Salvá. Siempre se ha distinguido por las ensaimadas cocidas al horno de leña. Hoy día, el establecimiento mantiene el horno original, uno de los pocos, por no decir el único, que quedan en la ciudad.

Pasadas unas décadas la regencia del comercio quedó a cargo de las hijas de Jaime Alemany, Antonia y Juana María. Actualmente, junto a ellas trabaja también Jaime, hijo de Antonia. En 1988 se le concedió el título de Empresa de Oro a la calidad y servicio, un reconocimiento internacional. «Recibimos este galardón con gran satisfacción», asegura Mercedes Delgado, una de las tres dependientas y la que lleva más años, hasta 35, por eso no duda en asegurar que «aquí somos una familia». Sus compañeras son Maria Antònia Vidal, que lleva 9 años, y Sandra Escudero, con más de 20 en su currículum.

Esta larga trayectoria profesional del horno «no se hubiera podido conseguir sin el valiosísimo apoyo del personal», reconoce la dirección, como también «sin la fidelidad de nuestros queridos clientes». De este horno hay que destacar la actividad de panadería y pastelería tradicional y singular, ya que elabora sus panes, pasteles y sobre todo de ensaimadas de forma artesanal, empleando los utensilios tradicionales y las recetas antiguas de este oficio, manteniendo de esta manera viva la cultura mallorquina. Además mantiene la producción respetando el calendario tradicional y popular y elabora para cada época los dulces típicos, lo que permite el mantenimiento de las tradiciones culinarias.

Para los vecinos de la zona es el lugar de provisión diaria de panes, galletas y otros dulces. Pero además una buena parte de sus clientes son los turistas nacionales, que adquieren desde hace décadas sus ensaimadas, «en especial la de cabello de ángel y la lisa», apunta Mercedes, para llevárselas a sus casas en las tradicionales cajas octagonales de cartón.

El horno ha ido aumentando con los años los tipos de ensaimadas que elaboran y hoy día se hacen de cabello de ángel, lisas, de chocolate, crema, nata, albaricoque, tajadas, almendra, nata y chocolate, trufa, crema por encima e incluso de pimientos si se encargan. Además en los últimos años han introducido la venta de otros productos mallorquines como quesos, hierbas o embutidos, también destinados al turista.

Mercedes explica que el motivo por el que el horno se ha mantenido tantos años es sobre todo «la calidad del producto y el servicio que se ofrece a los clientes, procuramos que la gente se vaya contenta». Reconoce que muchos comercios modernos y franquicias son una competencia, pero también sabe que «no ofrecen un producto de la misma calidad que los hornos tradicionales». Cuenta que «la gente nos dice que son más baratos pero que no hay punto de comparación con los productos realizados artesanalmente». Como anécdota recuerda que hace años venía personal de la Casa Real para comprar ensaimadas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

b
Hace 3 meses

Claro! Lo que ocurre es que para algunos la economía es lo más importante y hay paladares que no saben apreciar lo bueno.

Valoración:menosmas

Sac de gemecs
Hace 3 meses

Les ensaïmades són bones, però tampoc per tirar coets. Les dependentes i la madona, molt agradables i simpàtiques, com s'espera que sigui tothom que té un portal obert al públic. No com un altre forn de ben aprop, que té sucursal a Cort, que abans de despatxar-te han de fer 4 o 5 cafès i després, si se'n recorden, vénen a demanar-te què vols.

Valoración:1menosmas

La familia real
Hace 3 meses

Hola Antonia. Soy Juan Carlos, no sé si se acuerda de mí. Sí mujer!!!! Aquel gangoso que iba a hacer "trabajillos" por la Puerta de San Antonio huyendo de mi escolta!!! Y que cuando acababa iba a comprarle un cocorroi para tomar fuerzas!!! Quería hacerle una pregunta: ¿Hacen envíos a domicilio? Quería enviar una ensaimada a mi yerno, que está veraneando en Ávila. Los datos son : Iñakita, de la prisión de mujeres de Brieva. Yo estoy ya viejito, pero mi hijo Felipe le pasará a pagar un día de estos. Muchas gracias. Pdta: que sea una ensaimada artesanal, por favor.

Valoración:-1menosmas

sisto
Hace 3 meses

antiguamente era uno de los mejores hornos de palma. ahora diria que medio artesanal. (segun experiencias) pero es uno de los cuales me deplazo si tengo que comprar ensaimadas.

Valoración:2menosmas

Yo
Hace 3 meses

Una rectificación, se puede malinterpretar mi anterior escrito.

No me refería al Horno San Antonio, no recuerdo haber probado sus productos, me refería al concepto general de "artesanía respostera"

La ensaimada ideológica se oculta detrás de artesanía para justificar precios altos, calidad, mallorquinidad y cualquier otra ideología que "vende".

Menos ensaimadas ideológicas y mas calibrar los hornos que pocos "artesanos" sacan ensaimadas iguales.

Valoración:2menosmas

Margarita
Hace 3 meses

La verdad que artesano no se si lo es pero compré una barra de pan, cara y dura como una piedra y mala,

Valoración:3menosmas

Yo
Hace 3 meses

_Horno San Antonio: «Los productos artesanales no tienen punto de comparación»__

¿productos artesanales ? .......... bonito y denostado palabro.

Hoy en día cualquier "aprendiz" es artesano.

Cualquier cosa mal hecha es artesanía.

La ultima ensaimada "artesana " que probé estaba quemada por encima y cruda por debajo.

No me creo nada de la artesanía actual.

Valoración:1menosmas

Horno original
Hace 3 meses

"Uno de los pocos, por no decir el único, que quedan en la ciudad..." Fantástico trabajo de información. ¡O es el único, o no lo es! A ver si nos informamos antes de escribir por escribir.

Valoración:0menosmas

Antonio
Hace 3 meses

Una cosa es que sirvan a la familia real y otra el día a día, con clientes normales. Compre una ensaimada grande de sobrasada y cuando la abri en casa vi que estaba pasada, llame y se lo dije y me dijeron que la metiera en el horno de casa y reblandeceria.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1