El motor en Mallorca

Una perla de los ochenta

|

Valorar:
Visto 2422 veces
preload
Antonio Ramírez, restaurador y apasionado de su trabajo, junto a su Renault 5 TS de 1982.

Antonio Ramírez, restaurador y apasionado de su trabajo, junto a su Renault 5 TS de 1982.

03-01-2017 | Michel's

Antonio Ramírez es el propietario de este Renault 5 TS con look de Copa de 1982 que compró hace nueve años en Grandas de Salime, un concejo del Principado de Asturias. Pues bien, hasta allí se marchó nuestro protagonista con su mujer en busca del coche, un capricho que su hijo quería y que no dudó en convertirlo en realidad.

Antonio se define como coleccionista y restaurador, y la verdad es que le pone pasión a su trabajo. Nos cuenta que el viaje de vuelta fue toda una locura, ya que de un tirón recorrieron los 1.200 kilómetros que separan Asturias de Barcelona, toda una aventura en aquellos años y con un coche que no estaba en su mejor momento.

Una vez llegaron a la Ciudad Condal, embarcaron rumbo a la Isla. También nos cuenta que a su llegada a Palma se llevaron una gran sorpresa, ya que la Guardia Civil les registró de arriba a abajo, incluso con perros adiestrados. En ese momento, él no sabía lo que estaba pasando, pero lo averiguó días después al saber por la prensa que se había detenido un coche con un cargamento de droga. Además, tampoco le pareció tan raro, pues el vehículo tenía matrícula de Orense y por aquella época la droga estaba muy de moda en el norte de la Península.

MUY MAL DE CARROCERÍA

Pero anécdotas aparte, Antonio comentaba que el coche llegó en muy malas condiciones, principalmente en tema de chapa, con mucho trabajo por hacer. De ahí que inició la restauración junto a su hijo, aunque éste pronto lo dejó por otro proyecto. Así que Antonio siguió él solo su trabajo de restauración adquiriendo en Alemania las piezas que necesitaba para la carrocería y así, poco a poco, lo fue devolviendo a su estado natural.

En la actualidad el coche presenta un estado impecable y se siente orgulloso del trabajo que ha realizado. También nos cuenta que no lo utiliza mucho, pero para él cada restauración es un hito y por ello se siente orgulloso de cómo ha quedado el vehículo. También nos decía que, aunque su hijo dejó el proyecto a medias, le deja utilizarlo de vez en cuando, ya que se trata de disfrutar. Primero es el trabajo de devolverlos a la vida y luego de disfrutarlos, esa es la filosofía con la que trabaja Antonio y que ha hecho de la restauración una de sus grandes pasiones, aunque reconoce que le quita mucho tiempo libre.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

@Capdella Galilea
Hace 2 meses

No, no cubicaba 1180 cc, cubicaba 1289 cc.

Valoración:2menosmas

Capdellá galilea
Hace 2 meses

Los ts cubicaban 1180 cc y llevaban carburador de doble cuerpo, tenía mas reprise q el gtl y era utlizado en rallies tb, no llevaba turbo y era típico del niño rácing de la época. Le rebajaban la suspensión y era un coche virguero aunque el consumo era elevado era un imán de chochetes.

Valoración:-7menosmas

Marc
Hace 2 meses

Estos coches si no están en su estado original no tienen ningún valor. Eso sí, cada uno puede disfrazar a su coche como le de la gana, pero cualquier entiendido confirmará que es una macarrada. Cuestión de gustos...

Valoración:12menosmas

Astur
Hace 3 meses

La matrícula de Orense?...La letra O es de Asturias !!...si no sabéis ni eso como para fiarse del resto de noticias

Valoración:19menosmas

perepau
Hace 3 meses

A elpidio: este coche no llevaba turbo, era el supercinco GT Turbo. A ver si te informas mejor, el TS NO llevaba turbo

Valoración:10menosmas

elpidio
Hace 3 meses

El ataud rodante que disparaba el turbo al reducir en las curvas... y se mataban.

Valoración:-31menosmas

P
Hace 3 meses

No Hay 1200 km de Asturias a Barcelona como mucho 900 y pico. Ahora se te vas por carreteras secudarias y desviandote todo el tiempo hasta puedes llegar a 1500 km. Madre mia!!!

Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1