El Papa dona 25.000 euros a un proyecto de cultivo de hortalizas que beneficiará a 5.000 familias

| Madrid |

Valorar:
Visto 72 veces

El Papa ha donado 25.000 euros que serán utilizados para paliar el hambre en Sudán del Sur a través de un proyecto de cultivo de hortalizas del que se beneficiarán unas 5.000 familias -más de 30.000 personas- en la ciudad de Yei, situado en Equatoria Central, unos de los diez estados del país africano.

Según ha explicado la Organización para las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO), organismo que gestionará los fondos, el dinero se está usando «para suministrar semillas para el cultivo de hortalizas y aperos agrícolas en una zona donde los medios de vida, entre ellos la agricultura, han sido devastados por los combates».

El suministro de este material coincide con el pronóstico de un empeoramiento de la situación de la seguridad alimentaria en los próximos meses. Se calcula que unas 145 000 personas en Equatoria Central se enfrentan a niveles de emergencia de inseguridad alimentaria, lo que supone tan solo un escalón por debajo de la hambruna en la clasificación usada a nivel internacional.

La magnitud del hambre se repite con frecuencia en otras comunidades en todo Sudán del Sur, ya que los enfrentamientos han destruido los medios de vida y limitado el acceso de organismos humanitarios, y porque la hiperinflación ha puesto el precio de los alimentos fuera del alcance de muchas personas.

El número de personas que padecen inseguridad alimentaria grave en Sudán del Sur puede alcanzar los 4,8 millones. La situación de la seguridad alimentaria podría empeorar a principios de 2018, ya que se prevé que la «temporada de carestía» -cuando las familias suelen quedarse sin alimentos antes de la siguiente cosecha-, comience tres meses antes de lo habitual.

El equipo de la FAO en Sudán del Sur está centrando en fortalecer la seguridad alimentaria, mejorando los medios de subsistencia. El organismo de la ONU ha proporcionado material de pesca, agrícola y para el cultivo de hortalizas a más de 4,2 millones de personas -muchas de ellas en zonas de difícil acceso o afectadas por el conflicto- para ayudarles a producir sus propios alimentos. La FAO también ha vacunado y tratado a más de 4,8 millones de animales para proteger estos activos vitales para el sustento de las familias vulnerables.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.